Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer hiere con un cuchillo a sus dos hijos antes de autolesionarse en Lanzarote

La Guardia Civil ha socorrido a dos niños de cinco y tres años de edad a los que su madre presuntamente hirió durante la madrugada del 24 de junio con un cuchillo de grandes dimensiones antes de autolesionarse con el mismo en su domicilio ubicado en la Calle La Garita de la localidad de Arrieta (Lanzarote).

Según informa la Benemérita una llamada alertó de un supuesto delito de violencia doméstica, por lo que una patrulla de tres agentes se desplazó al lugar para, con la ayuda de un familiar de la casa, acceder al inmueble, que era una casa terrera de varias plantas.
Una vez en el interior encontraron en una habitación a la madre, que estaba perdiendo gran cantidad de sangre al presentar múltiples heridas de arma blanca, una de ellas en el abdomen, y el cuchillo a su lado. Por otra parte, estaban los dos niños con numerosos cortes y punciones por arma blanca en sus cuerpos.
De inmediato, uno de los agentes taponó con una toalla la principal herida que tenía la mujer --la del abdomen-- mientras que los otros guardias civiles atendieron a los menores y activaron a los recursos médicos pertinentes, que trasladaron a los tres hasta el Hospital General de Arrecife.
Los niños están fuera de peligro
Las mismas fuentes señalaron que los niños permanecen ingresados fuera de peligro y que el padre, un hombre extranjero con residencia legal en España, está con ellos. Mientras, la mujer está en la UVI por las heridas que supuestamente se autoinfligió.
Con todo, la Guardia Civil señaló que los hechos se encuentran en fase de instrucción de diligencias policiales y que se están recogiendo las manifestaciones y los informes necesarios a la espera de la evolución sanitaria de la madre para, en base a las diligencias practicadas, detenerla por un supuesto delito de homicidio en grado de tentativa de sus hijos.