Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a una madre acusada de envenenar a su hijo de 5 años para llamar la atención

Lacey Spears, parricidio, envenena a su hijo, mata a su hijo, madre asesinacuatro.com

El pequeño Garnett Spears siempre fue un asiduo de hospitales y médicos por problemas digestivos, fiebres y otros malestares. Esta vez la hospitalización del niño de cinco años terminó con su muerte y la imputación a la madre, una mujer de Nueva York, que lo habría envenenado paulatinamente con una  sobredosis de sodio para llamar la atención.

La investigación judicial de la policía de Nueva York comenzó en realidad antes de la muerte del niño, ocurrida dos días después de que sufriera un paro cardíaco el pasado mes enero.
Esta semana, sin embargo, la policía ha detenido a la madre del pequeño, Lacey Spears. de 26 años, acusada de homicidio en primer grado, según ha publicado The Washington Post.
Lacey Spears habría envenenado deliberadamente a su hijo con sal, que le administraba desde hacía tiempo. Los invetigadores creen que la mujer sufre el llamado sìndrome de Munchausen por poder, una enfermedad mental que sufren cuidadores y padres que dañan a propósito  a sus hijos con el fin de llamar la atención.
"Esta madre estaba dando sal intencionalmente a su hijo en niveles tóxicos", dijo el vicefiscal de distrito Doreen Lloyd en el tribunal. Según los documentos de la corte, cuando un detective explicó que la causa de la muerte de Garnett quizás nunca se sepa, la detenida "sonrió y pareció aliviada".
De acuerdo al expediente policial a Lacey Spears le gustaba contar en su blog y en las redes sociales sobre el empeoramiento de la salud de Garnett y hacía constantes actualizaciones sobre el tema.
Los expertos revelaron que la mujer había buscado en internet los efectos de la sal sobre la salud de su hijo, antes de llevarlo al hospital 17 de enero, donde murió seis días después cuando sus niveles de sodio aumentaron de forma inexplicable.
En caso de que Lazey Spears sea declarada culpable enfrenta una pena de cadena perpetua o hasta 30 años de prisión.