Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Paz reimplanta una pierna que en el 95% de los casos hubiese sido amputación

Reimplante de pierna en La PazEFE

La Unidad de Reimplantes del Hospital Universitario La Paz ha conseguido salvar, con técnicas de microcirugía reconstructiva, la pierna de un paciente que, en el 95 por ciento de los casos, hubiera acabado en amputación. Este paciente sufrió un accidente en junio en la localidad de Batres en el que sus piernas quedaron atrapadas en las cuchillas de una máquina agrícola.

Así lo han explicado este viernes en el Hospital el director gerente del centro sanitario, Rafael Pérez-Santamarina; el jefe de Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora, César Casado Pérez; el responsable del Centro de Coordinación SUMMA 112, Carlos Mendoza; el jefe de Servicio de Anestesiología, Fernando Gilsanz; y el paciente, Salvador Rodríguez.
Los servicios de Emergencias recibieron el aviso del accidente el 22 de junio a las 19.45 horas, en el que alertaban de que las cuchillas de una moto azada habían atrapado las dos piernas de un hombre que trabajaba con la máquina para remover tierra.
El vehículo de intervención rápida del SUMMA y tres dotaciones de bomberos se desplazaron al lugar y consiguieron liberar parcialmente al herido que fue trasladado en helicóptero hasta el centro hospitalario con una semiamputación en las dos piernas.
Ya en el Hospital, el equipo de reimplantes, activado a las 20.15 horas, estabilizó al paciente e inició la intervención quirúrgica a las 22.40 horas tras retirarle las cuchillas de la moto azada. El paciente presentaba la pierna izquierda catastrófica y sin vasculación y la pierna derecha con fractura abierta de tibia y peroné.
Los equipos de Cirugía Plástica y Traumatología trabajaron simultáneamente para reducir las fracturas y realizar la revascularización así como la reconstrucción de músculos, tendones, nervios y piel de la pierna derecha.
La intervención, que se prolongó hasta las 2.30 horas, finalizó con éxito. El paciente, que permaneció ingresado 23 días en la UVI de Politraumatizados y 13 días en planta, recibió el alta hospitalaria el 30 de julio y actualmente se encuentra en fase de rehabilitación.
Los médicos han explicado que el paciente precisará alguna intervención más para llevar una vida plenamente satisfactoria y esperan que pueda caminar en tres o cuatro meses.
El paciente: "Estoy de maravilla"
"Estoy de maravilla", ha apuntado Salvador Rodríguez, quien ha manifestado que lo único que quiere es volver a andar. Además, ha explicado que estaba consciente tras el accidente, incluso oyó "decir a los del Samur que ya estaban los bomberos", pero que después no recuerda nada más.
El paciente ha señalado que cuando se despertó en el hospital lo primero que hizo fue "buscarse las piernas", ya que la última vez que las vio estaban atrapadas en la máquina agrícola, y tras verlas se dijo "voy a poder andar".
Preguntado por si tiene prisa por volver a andar, ha dicho que no pero tiene "muchas ganas y alegría", no solo por él, sino por toda la gente que le ha ayudado y sobre todo por su familia.
Centro especializado
Los médicos presentes han explicado que uno de los problemas más complejos para los profesionales sanitarios en urgencias es la llegada de un paciente con una extremidad amputada, ya que es difícil encontrar centros donde realicen reimplantes. La región dispone de un centro especializado para ello que en el sistema público solo se realiza en el Complejo Hospitalario de Burgos, en el Hospital Virgen del Rocío y en la Corporación Sanitaria Parc Taulí.
La Unidad de Reimplantes de La Paz lleva trabajando desde 2008 y hasta la fecha se han realizado un total de 155, cuatro de ellos de extremidad inferior, con una tasa de éxito de 80 por ciento.
El reimplante del miembro superior está indicado en casos de amputación completa o parcial de los dedos, de la mano, la muñeca, el antebrazo, el codo o el brazo hasta la unión del hombro. En el caso del miembro inferior, los reimplantes hasta ahora se realizaban en pocas ocasiones; sin embargo, los especialistas de La Paz abogar por practicarlos siempre que las condiciones lo permitan.
No siempre está indicada la reimplantación de un miembro amputado, ya que puede haber contraindicaciones por la situación clínica del paciente (politraumatizado grave, oncológico, tetrapléjico o enfermo metabólico grave) así como por el estado del miembro amputado (aplastamiento severo, arrancamiento con destrucción del tejido, lesiones térmicas o mala conservación).
Es importante la correcta conservación del miembro
En la presentación también han intervenido el médico de Cirugía Plástica de La Paz César Casado Sánchez; el jefe de Medicina Intensiva del Hospital, Abelardo García Lorenzo; Patricia Blanco, médico del SUMMA; y Sebastián Mora, del Parque de Bomberos de la Comunidad.
Tras presentar el caso, han explicado que la conservación del miembro amputado es fundamental para su posterior implantación. La parte amputada se debe envolver en una gasa o compresa humedecida en suero e introducirla en una bolsa plástica, la cual se introduce en un recipiente isotérmico con hielo.