Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Casa Real niega que el príncipe Carlos haya dicho que el reinado es como una "prisión"

Portada de la revista Time que dedicó un especial al príncipe Carlos de Inglaterracuatro.com

La Casa Real británica ha negado que el príncipe Carlos de Inglaterra haya dicho que iniciar su reinado equivaldrá a entrar en "una forma de prisión", una afirmación que la revista estadounidense 'Time' le había atribuido a una fuente próxima al heredero británico.

Clarence House ha negado que el príncipe Carlos mantenga esa postura y ha subrayado que no se le puede atribuir esa expresión.
"No es la visión del príncipe de Gales y no debería serle atribuida porque no ha dicho esas palabras", ha afirmado un portavoz de la representación del heredero de la Corona británica, en declaraciones a la BBC.

El reportaje de la revista 'Time', titulado 'El príncipe olvidado', está firmado por la directora de la publicación, Catherine Mayer, y está basado en los testimonios de unos 50 amigos y personas cercanas al príncipe Carlos de Inglaterra.

En el texto, una fuente oficial no identificada asegura que el príncipe está encantado con los trabajos benéficos que realiza y que espera hacer todos los posibles antes de que le llegue el momento de convertirse en rey, cuando pasará a "una forma de prisión".

El príncipe ha apoyado obedientemente a la reina toda su vida y sus deberes oficiales y el trabajo benéfico han ido siempre en paralelo", ha subrayado el portavoz del príncipe británico.

La autora del reportaje, Catherine Mayer, ha afirmado, en declaraciones a BBC Radio 4, que algunos de los entrecomillados "han sido sacados de contexto" por otros medios de comunicación.
"Lo que veo divertido de esto es que, desde luego, uno de los motivos por los que quería hacer este perfil del príncipe es porque pensaba que hay una extraordinaria diferencia entre lo que ha hecho y cómo se le ha retratado en la prensa británica", ha indicado.  

Mayer ha asegurado que la expresión "una forma de prisión" se refiere a la preocupación en el entorno del príncipe porque, al asumir cada vez más tareas de la reina, está viendo recortando su tiempo. "No está en absoluto diciendo que no quiera ser rey y nadie en su entorno dice eso", ha subrayado.

En los últimos años, debido a la avanzada edad de la reina, que tiene 87 años, el príncipe Carlos está asumiendo tareas que antes correspondían a la soberana.
El próximo mes de noviembre, el heredero representará a la reina Isabel II en la cumbre de jefes de Gobierno de la Commonwealth en Sri Lanka.