Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La diócesis de Kirkuk (Irak) financia la educación de jóvenes, construye fábricas y proporciona asistencia sanitaria

La diócesis de Kirkuk (Irak) financia la educación de los jóvenes, construye fábricas y proporciona asistencia sanitaria a la población, gracias a la generosidad de miles de personas que hacen que los cristianos de Irak puedan celebrar la Navidad en mejores condiciones.
Así lo ha dado a conocer este martes 27 de diciembre MasLibres.org, la plataforma que se ha implicado la ayuda concreta a la población del Kurdistán iraquí canalizando las aportaciones y colaborando con el arzobispo Thomas Mirkis.
En este sentido, ha precisado que desde que los cristianos de Irak se vieran obligados a abandonar sus hogares a causa de la persecución del Estado Islámico, MasLibres.org ha enviado un total de 157.559,58 euros para prestar asistencia a la población de la zona.
"Esta ayuda hace posible que 400 jóvenes cristianos disfruten de una beca universitaria para proseguir sus estudios, es decir, comparar los libros y pagar las matrículas", ha explicado la plataforma, que ha agregado que les ha facilitado donde vivir, comida y los desplazamientos.
El portavoz de MasLibres.org, Miguel Vidal, cree que "gracias a las contribuciones de mucha gente, los jóvenes cristianos pasarán de ser refugiados a convertirse en los futuros líderes del país".
Asimismo, la plataforma ha explicado que su acción ha permitido también que el arzobispo de Kirkuk, monseñor Yousif Thomas Mirkis, haya puesto en marcha un hospital, en el que el pasado mes de julio se inauguró un servicio de odontología porque la salud bucodental de los refugiados, especialmente de los niños, se deteriora.
Respecto a la salud de la población, MasLibres.org ha financiado la medicación de 170 cristianos iraquíes que sufren una enfermedad crónica. Así ha sucedido en el caso de Yakob Mati Putrus, un anciano de 85 años que sufrió una disminución del riego sanguíneo. Su familia, instalada en la ciudad de Suleimaniya, en el norte de Irak, lo llevó al hospital pero no pudo pagar la medicación. Finalmente, la ayuda de MasLibres.org, que se hizo cargo de los gastos, logró salvar la vida de Yakob.
Por otro lado, monseñor Mirkis también se preocupa por el futuro laboral de los cristianos perseguidos. Por ello, ha financiado la construcción de una fábrica que dará trabajo a los refugiados acogidos en Suleimaniya.