Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javier Fernández dice que con Cataluña "falta unidad emocional"

Javier FernándezEFE

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, ha defendido este sábado en su discurso de toma de posesión como presidente asturiano la reforma de la Constitución para "evitar que sea letra y carne momia, venerable e inútil como una supuesta reliquia incorrupta" y ha asegurado que con Cataluña "no nos falta unidad cultural y social; no, lo que nos falta es unidad emocional".

En este sentido ha advertido que "la poderosa narrativa con que se desafía al Estado no se vence únicamente con la legalidad: precisa también hacer lo que nunca hicimos en el pasado: en lugar de romper, reformar".
En presencia de la ministra de Fomento Ana Pastor, Fernández ha indicado que "un asunto como el catalán tiene un potencial autodestructivo enorme para Cataluña y para España" y ha añadido que aunque no dirá jamás que la crisis ha dado pie al independentismo, sí cree que le ha concedido "el monopolio de la ilusión política, que ha reunido en torno a la hoguera del secesionismo y sus cuentos a la lumbre a quienes no sólo no eran independentistas antes, sino que siguen sin serlo ahora".
"La cohesión nacional no es únicamente una galería de banderas, himnos y aromas de leyenda; es sobre todo, un proyecto en común", ha dicho Javier Fernández, que ha advertido que "cuando la desigualdad rompe el espinazo a ese ideal la cohesión se resiente, porque es más vulnerable a la fuerza de la desigualdad que a la de la identidad".
A su juicio lo que hace falta es recuperar el progreso material, restablecer el ascensor social y combatir la desigualdad son los hilos esenciales con los que tensar el nervio principal de la cohesión de nuestra sociedad. "Eso y asumir que, con Cataluña, no nos falta unidad cultural y social; no, lo que nos falta es unidad emocional", ha dicho Fernández.
Dirigiéndose a la ministra de Fomento, el reelegido presidente asturiano ha destacado que su intención no era importunarla, sino que lo que ha querido es aprovechar su presencia para resumir sus planteamientos.