Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de CyL rebaja al nivel 1 el fuego de Pino del Oro (Zamora) que ha afectado a más de 2.500 hectáreas

La Junta ha rebajado al nivel 1 de peligrosidad el incendio de Pino del Oro (Zamora) que se encuentra "estabilizado" pero "no controlado", y que ha afectado ya a más de 2.500 hectáreas según el último parte ofrecido por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, lo que le convierte en el incendio más importante en lo que va de verano.
Tal y como ha apuntado este mediodía el consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones en declaraciones recogidas por Europa Press, las primeras investigaciones llevadas a cabo sobre el terreno en el incendio que comenzó el sábado apuntan a un origen intencionado.
Suárez-Quiñones ha explicado que fue en el mediodía del sábado cuando se iniciaron dos focos, tanto en Pino del Oro como en Castro de Alcañices. "Fueron a la vez y a escasos dos kilómetros y medio de distancia, así que presumiblemente se trata de un incendio intencionado. Hay indicios claros y racionales de criminalidad", ha subrayado.
Suárez-Quiñones, quien ha visitado el puesto de mando con otras autoridades, como el coordinador general del PP y diputado nacional por Zamora, Fernando Martínez Maíllo, el delegado territorial de la Junta Alberto Castro y la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín Pozo, ha querido tranquilizar a la población asegurando que el incendio "está estabilizado, aunque no controlado". En este sentido, ha explicado que todavía se podría reavivar por la previsión de fuertes vientos para esta tarde "que pueden oscilar entre los 18 y rachas de 40 kilómetros por hora", ha advertido.
"La situación es favorable, porque el incendio en la actualidad está sin llama, pero continúa el peligro de poder reproducirse y que se avive el fuego en un perímetro muy extenso", ha alertado el consejero. Todavía existen varios "puntos calientes" en los cerca de 30 kilómetros en las que se ha extendido el incendio, en el que continúan trabajando más de 300 efectivos y alrededor de quince medios aéreos que repostan cada cierto tiempo tanto en el embalse de Ricobayo como en el río Duero. "Se está realizando un trabajo coordinado de la Junta de Castilla y León junto con el Estado, la Unidad Militar de Emergencia, la Diputación de Zamora y los ayuntamiento de la zona", ha agradecido Suárez-Quiñones.
Las primeras informaciones, según el consejero, apuntan a una superficie quemada de 2.500 hectáreas. "La gran parte es pasto y matorral, pero también hay alrededor de 200 hectáreas de encinar y otras 150 de monte bajo", ha precisado Suárez-Quiñones, quien, por último, ha querido lanzar un mensaje sobre el peligro de los incendios en este verano en toda la comunidad de Castilla y León.
"Tenemos un verano con una alta sequedad del terreno, por lo que es fácil que se extiendan los incendios y ponga en peligro no solo el entorno natural, sino fundamentalmente a la población", ha enumerado. Por ese motivo, además, ha alentado a los vecinos a que delaten a cualquier persona que pueda haber provocado un fuego "para colaborar así a desenmascarar a estos criminales y enemigos públicos del entorno natural", ha calificado.
A estas horas, continúa trabajando en esta zona del aliste un dispositivo formado por cerca de 200 personas y catorce aeronaves que se retirarán con la puesta de sol.
Desde que se originara, el sábado poco después de las 12 horas, las llamas y el humo han provocado situaciones de peligro en las localidades de esta zona del Aliste. Así, se estudió la posibilidad de desalojar los municipios de Pino del Oro y Bermillo de Alba, si bien al final no se produjo. Además, la UME ha perdido uno de sus camiones durante su intervención en la extinción.
DOS INCENDIOS ACTIVOS
Además del de Pino del Oro, hay dos incendios más que se encuentran activos en Castilla y León y sus proximidades, si bien en nivel 0. Así, en Cabezas de Alambre (Ávila), trabajan medios aéreos y terrestres en un fuego cuyo origen se está investigando y que comenzó a las 18.25 horas.
También, en San Martín de Trebejo (Cáceres), muy cerca de la frontera con Salamanca, trabajan tres agentes medio ambientales, cinco helicópteros, tres bridadas helitrasportadas, una brif, tres autobombas y tres cuadrillas de tierra.