Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juguetes baratos, pero peligrosos

Son muchos los vendedores ambulantes que ofertan juguetes para niños en la calle. Son baratos y vistosos, pero pueden resultar peligrosos. La Policía Municipal de Madrid ha requisado más de 8.000 de estos productos solo durante estas Navidades. De hecho, pueden resultar tóxicos o provocar asfixia y quemaduras. Los agentes recomiendan que todo el que compre estos productos se cerciore de que el etiquetado es en castellano y que no contiene piezas pequeñas que los niños pudieran ingerir.