Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juegos peligrosos entre jóvenes inconscientes

Suena el silbato, se cierran las puertas y la maquinaria emprende el viaje. En este momento el joven burla las medidas de seguridad y aprovecha la situación para colarse entre los vagones. A 65km/h este acople móvil no resulta nada seguro, vibra, da pequeños saltos y se pliega en las curvas. Viajar aquí implica un riesgo de caída muy elevado. Desde Metro de Madrid afirman que no es una práctica habitual, pero son varios los pasajeros que aseguran haber sido testigos de imprudencias de este tipo, que en casos como el del adolescente marroquí, acaban pagándose caros.