Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a un joven e imputan a 6 menores por distribuir fotos de una chica desnuda

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Vigo pertenecientes a la Brigada de Policía Judicial detuvieron a un joven de 18 años de nacionalidad española y con domicilio en esta ciudad como autor de un delito de descubrimiento y revelación de secretos, además de imputar a otros seis menores más en los hechos.

La investigación policial arrancó a principios del pasado mes de marzo, cuando la madre de la víctima recibió en su propio teléfono móvil cuatro fotografías de su hija desnuda. Las imágenes se las hizo llegar su otro hijo, mayor de edad, el cual tuvo conocimiento de que estaban circulando por el instituto fotos de su hermana desnuda, al ser alertado de ello por dos compañeros que, a su vez, se las remitieron.
Según se desprende de las diligencias de investigación practicadas hasta el momento, la víctima se hizo las fotografías y se las envió a su exnovio sin autorizarle a difundirlas, siendo este joven de 18 años, que resultó finalmente detenido, quien dio inicio a la distribución de las imágenes.
Las fotografías comenzaron a circular entre los compañeros de clase de la víctima así como entre otros alumnos y ex alumnos del mismo instituto, llegando a ser compartidas en dos grupos diferentes de Whatsapp y siendo visionadas por, al menos, 25 personas que ya han sido identificadas.
Entre ellas se encontraba la actual pareja del detenido, menor de edad, que se enteró de que este había recibido las imágenes a través de una amiga, la cual llegó incluso a agredir a la víctima en el instituto por haberle enviado al detenido sus fotos.
Sin antecedentes
Tanto la detención como las seis imputaciones se fundamentan en la difusión de las imágenes y no en la mera recepción de las mismas. Hasta el momento, ninguna de las siete personas acusadas tenía antecedentes policiales.
"La rápida actuación policial evitó que las imágenes de la menor fueran colgadas en Internet y propició que los implicados se deshiciesen de las mismas, al ser informados por los policías de las consecuencias que podría tener su difusión", destaca la policía.
El Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo y la Fiscalía de Menores de Pontevedra han abierto sendos procedimientos judiciales por estos hechos.