Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El delicado estado de salud de Josefa demora su ingreso en prisión

Josefa Hernández ha pasado un segundo reconocimiento médico en urgencias. Los médicos han puesto fin a la huelga de hambre de la mujer de 63 años tras dos días sin probar alimento alguno, al tiempo que le ha recomendado que descanse para reponerse de cara al inminente ingreso en prisión. Josefa está dispuesta a tirar su casa, en la que vive con dos de sus hijos, una de ellos deficiente, y sus tres nietos menores, si la ayudan a conseguir otra donde pueda trasladarse con su familia con algún alquiler social.