Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Josefa, indultada

Alegres, contentos y emocionados. Así ha recibido la familia de Josefa la noticia de su indulto. Lo han celebrado por todo lo alto. El lunes entró en la cárcel por no haber cumplido una sentencia que le obliga a derribar su casa ubicada en una zona protegida de Fuerteventura. Sorprende la celeridad que ha tomado el Gobierno en este caso. Su abogado pidió el indulto el jueves pasado y desde ese mismo día comenzó el revuelo medíatico. Su indulto, como todos, es una decisión discrecional del Ejecutivo que incluso en este caso ha desoído informes contrarios tanto del juez como del fiscal. Desde donde si se pidió expresamente que se la indultara ha sido desde Podemos y la Plataforma de Afectados por la Hipotéca. También la gente, sus vecinos... que durante estos últimos días la han mostrado su apoyo. Ahora el problema es su futuro:  "No la derribe porque no tengo donde ir". Su salida de prisión no significa que la sentencia de derribo no se vaya a cumplir pero ella y su familia necesitan otra casa. Algo en lo que ya trabajan en la isla : "Cabildo, Ayuntamiento y Gobierno de Canarias estamos trabajando mucho para la segunda parte, que es que esta familia cumpliendo la sentencia tenga un techo donde vivir". El sufrimiento de estos días, la huelga de hambre y sus días en la cárcel pasarán al recuerdo.