Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juicio a Bretón se retoma con los informes de los restos óseos

El comisario que investigó el grueso del 'caso Bretón' declara este martesInformativos Telecinco

El juicio a José Bretón, acusado de asesinar a sus hijos, comenzará la semana con las pruebas periciales, en las que pasarán unos 45 peritos ante el Tribunal del Jurado y el magistrado Pedro Vela, entre los que se encuentran los forenses y antropólogos que determinaron que los restos óseos hallados en la hoguera de la finca familiar de Las Quemadillas eran de humanos, y no de animales, según el primer informe elaborado por la forense policial Josefina Lamas.

No obstante, en la jornada de este lunes se celebrará la décima y última sesión de testificales en la Audiencia Provincial de Córdoba, con las declaraciones de 16 testigos que están citados, entre ellos el comisario con el que se inició la investigación, Manuel Piedrabuena, quien también llevó el caso de la joven sevillana Marta del Castillo. Piedrabuena fue sustituido al mando del caso por el exjefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) Serafín Castro, que ya declaró en esta última semana y dijo que "no existe duda" de que los restos de la hoguera son de Ruth y José.
También pasarán por la sala el comisario jefe de la Unidad Central de Análisis Científicos de la Comisaría General de Policía Científica en Madrid, Antonio del Amo Rodríguez; el comisario jefe de la Brigada Central de los Delitos contra las Personas, Vicente Benéitez; el comisario jefe de la Brigada de Delitos contra el Patrimonio, Jesús Pacheco; un facultativo del Instituto Nacional de Toxicología; una vecina de una calle cerca del Parque Cruz Conde y su hijo, así como más agentes policiales relacionados con el envío y la recogida de los restos óseos entre Córdoba, Sevilla y Madrid.
Mientras, el martes se inician las pruebas periciales con personal del Instituto de Medicina Legal y psicólogos que han examinado a Bretón; médicos forenses; una doctora especialista en Pediatría; el responsable de la empresa del georradar que se usó en Las Quemadillas, Luis Alviall, quien fue el nexo de unión con el forense Francisco Etxeberría --el primero en concluir que los restos óseos eran de humanos--; un experto en Geología; los autores del informe y profesionales del Infoca que detectan la hoguera de la finca, y los responsables de los informes sobre las cámaras de seguridad entorno al Parque Cruz Conde y la Ciudad de los Niños.
Posteriormente, el miércoles será el día dedicado a los informes sobre los restos óseos, con las declaraciones de los antropólogos forenses Josefina Lamas y Francisco Etxeberría; el biólogo José María Bermúdez de Castro; facultativos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, y peritos de la Asociación Profesional Bioarqueología, además de otros forenses de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).
Por su parte, el jueves comparecen ante el jurado los peritos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica; facultativos del Servicio de Química del Departamento de Toxicología y Ciencias Forenses que realizaron los informes sobre los acelerantes de la hoguera; peritos que analizaron los restos quemados en la hoguera; los expertos que analizaron las comunicaciones del teléfono de Bretón, entre los que se encuentra Luis Enrique Hellín, así como el director gerente de Tanatorios de Córdoba, Manuel Olivares.
NO LO VIERON CON LOS NIÑOS
En cuanto a la prueba documental que se realiza el viernes, se prevén distintos visionados y audiciones de conversaciones telefónicas, y posteriormente se producirán las conclusiones. Todo ello, después de que en esta última semana hayan pasado por la Audiencia Provincial varias personas que se encontraban en el Parque Cruz Conde de Córdoba y zonas aledañas en la tarde del 8 de octubre de 2011, cuando supuestamente desaparecieron los niños y aseguraron que no vieron a los pequeños, pero sí a Bretón, que "no estaba nervioso" y su relación no era "normal" para la de un progenitor que pierde a sus hijos. Mientras, personas que estaban cerca de la finca el día de los hechos dicen que no vieron ninguna columna de humo, aunque sí percibieron un olor "muy desagradable".
También han declarado ya numerosos agentes, además del comisario Serafín Castro, que han relatado que Josefina Lamas trabajó sin presión con los restos, que la escucharon decir que eran de animales y no de humanos, al tiempo que han defendido que fueron precintados y custodiados en la caja y que la hoguera no se manipuló.
LAS CONTRADICCIONES
Asimismo, los agentes que detuvieron a Bretón han precisado que el acusado cambió de versión sobre la desaparición de los niños cuando iba a ser detenido, indicando que habían desaparecido porque los dejó solos al ir a aparcar el coche, en vez de que los perdiera de vista en el parque, según ha defendido siempre el acusado en una declaración de la que los agentes sospecharon desde el primer momento porque "algo fallaba" y caía en distintas contradicciones sobre la aparición de la hoguera o el relato de los hechos, entre otras.
Además, parte de los presos sombra que han estado con Bretón en el Centro Penitenciario de Alcolea en Córdoba desde su ingreso, el 21 de octubre de 2011, lo describen como una persona con "manías" y manipuladora a la hora de tratar con unos y otros en la cárcel, y uno de ellos relató que Bretón le dijo que tenía que haberle hecho caso a su hermana para matar a Ruth en vez de a los niños, aunque después rectificó diciendo lo mismo sin hacer alusión a los niños.
MOMENTO TENSO
Uno de los momentos tensos del juicio se registró el jueves con la declaración del primo de Ruth Ortiz, la madre de los niños, que visitó al acusado en el Centro Penitenciario de Alcolea en Córdoba varios meses después de la desaparición y que declaró en la sala que el procesado le dijo en una de sus tres visitas que Ruth "no iba a encontrar nunca más a los niños con vida", y, según él, "hasta tres veces" le dijo que había matado a los niños.
Este testimonio fue puesto en tela de juicio por el abogado defensor, José María Sánchez de Puerta, en un interrogatorio en el que cuestionó por qué no fue a la Policía Nacional cuando le dijo que los niños estaban muertos y las palabras del testigo y el abogado se entremezclaban ,al tiempo que subían de tono, motivo por el que el magistrado Pedro Vela tuvo que interrumpir y el letrado subrayó ante el jurado que "este señor desde la primera manifestación ha estado mintiendo" y pidió aportar al tribunal los testimonios anteriores ofrecidos ante la policía y el juez instructor, José Luis Rodríguez Lainz.
LA ABSOLUCIÓN
En el desarrollo de las sesiones, José Bretón ha negado con la cabeza en numerosas ocasiones las palabras de los distintos testigos que han pasado por la sala, al tiempo que advierte a su abogado cuando alguien "miente" en sus testimonios. Al respecto, sigue pensando que saldrá absuelto del juicio, según su letrado.
Cabe destacar que Bretón se enfrenta a penas que suman 40 años de prisión, acusado de asesinar a sus hijos, Ruth y José, el 8 de octubre de 2011 en la capital cordobesa, algo que está dirimiendo el Tribunal del Jurado, con siete mujeres y dos hombres y presidido por el juez Pedro Vela, desde el lunes 17 de junio en la Audiencia Provincial de Córdoba.