Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Ortega Cano espera poder disfrutar pronto del tercer grado

A partir de hoy, en cualquier momento, podríamos volver a ver a José Ortega Cano fuera de la cárcel, porque cumple ya diez meses en prisión. Es un tercio de su condena y podrían concederle el tercer grado. La última vez que le vimos en libertad fue a principios de año. Muy cambiado, con la sonrisa en el rostro, José Ortega Cano disfrutaba, coincidiendo con la víspera de Reyes, de su primer permiso penitenciario. Dejaba la cárcel de Zuera para disfutar de unos días en casa, con su familia. Hoy 23 de febrero cumple un tercio de su condena como responsable del accidente en el que falleció Carlos Parra y por el que se le impuso una pena de dos años y dos meses de carcel, así como el pago de una multa de 181.000 euros a la viuda. A las puertas de ese régimen de semilibertad, el torero reúne todos los requisitos exigidos para poder obtener el tercer grado: Cumplimiento de un tercio de la pena, pago de la multa, disfrute de un permiso y ejemplar comportamiento en prisión. A partir de ahora podría pasar el día en la calle con la obligación de volver a dormir a prisión pero también disfrutar de los fines de semana en libertad. En casa le espera con dos años recién cumplidos su hijo pequeño y su novia Ana María Aldón, que a juicio de Instituciones Penitenciarias le aportan el entorno adecuado para su vuelta a una vida normal.