Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Industria visita en León a las víctimas del accidente de Pola de Gordón

Soria viaja a León para interesarse por el accidente de la mineríaEFE

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha trasladado este lunes el pésame del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del Ejecutivo central a las víctimas del accidente minero acaecido en Pola de Gordón (León) y ha asegurado que hasta dentro de 48 horas, al menos, no se conocerán las causas de la muerte de los seis mineros.

Acompañado por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, Soria ha trasladado las condolencias del Gobierno a los familiares y ha explicado que ambos se han desplazado hasta el hospital para interesarse por el estado de salud de los heridos, quienes según el equipo médico "evolucionan de manera razonable".
Tras recalcar que hay uno de ellos que se encuentra en estado crítico "pero mejor de lo que había entrado al hospital" (llegó con una parada cardiorespiratoria), el ministro ha precisado también que en estos momento se practican las autopsias a los fallecidos.
Asimismo y tras señalar que en el hospital les han informado de la evolución de los heridos pero no de las causas, ha explicado que de acuerdo con la legislación, hasta que no pasen cerca de 48 horas no pueden entrar los servicios de inspección minera para determinar lo ocurrido, por lo que cualquier consideración sería una "mera especulación" por su parte.
Preguntado por la posibilidad de desplazarse hasta el lugar de los hechos en respuesta, entre otras cuestiones, a las demandas planteadas por el sector durante la negociación del Plan del Carbón, el ministro Soria ha asegurado que no tiene "previsto" hacerlo y ha abogado por "separar muy bien" las razones de un accidente "que ha derivado en tragedia" y de un "proceso negociador largo" que concluyó el pasado 1 de octubre con "acuerdo y consenso" sobre la reestructuración del sector en el periodo 2013-2018.
Presencia política, si es útil
Sobre este mismo punto el presidente de Castilla y León ha matizado que la Junta ha estado en la zona del accidente "con todos sus servicios" y que la inspección minera, integrada por técnicos de la Junta, volverá dentro de 48 horas. "Nuestra presencia en León busca expresar lo más importante: el paisanaje, la cercanía, el cariño, en primer lugar a las familias que han perdido miembros pero también a aquellas que han vivido la cercanía de la tragedia y a los que tienen su esperanza de que sus familiares puedan salir adelante".
"La presencia de responsables políticos debe medirse en la medida en que ayude y sirva para algo y la tragedia ha sido irreparable", ha aseverado antes de expresar el sentimiento "de todos los castellanos y todos los leoneses" por la tragedia en la mina, así como la "cercanía y proximidad" a las familias "que desgraciadamente hoy han despedido a alguno de sus hijos, gente joven de la mina".
Tras mostrar su "cercanía y proximidad" con los heridos, Herrera ha agradecido algunas de las llamadas recibidas después de haber tenido noticia del accidente, entre las que ha destacado la del presidente del Gobierno, el presidente del Congreso, Jesús Posadas; el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba; el portavoz del PSOE en las Cortes, Óscar López, y los presidentes de La Rioja, Pedro Sanz, y Asturias, Javier Fernández.
Asimismo, ha reconocido haber repasado con los técnicos y responsables la reacción de los distintos servicios públicos en el momento de conocerse el accidente y el operativo de Salvamento Minero "inmediatamente".
El de hoy ha sido el primer accidente de la minería en Castilla y León "desde hace muchos años" y el "más importante" de España de las últimas tres décadas, ha concluido.