Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ginecólogo se deja el móvil en el estómago de una paciente en una cesárea

Cirujanos en quirófano. Foto: GTREScuatro.com

Negligencia médica en Jordania. Ocurrió en quirófano durante una cesárea cuando el ginecólogo dejó caer su teléfono móvil en el abdomen de su paciente sin percatarse de ello. La mujer sólo se dio cuenta cuando, ya en su casa, el aparato empezó a vibrar en su interior. Tuvo que ser operada de urgencia cuando los rayos x desvelaron el misterio.

Hanan Mahmoud Abdul Karim, de 36 años, fue ingresada en un hospital privado de Amman, la capital de Jordania, para dar a luz el pasado 24 de abril. La cesárea transcurrió sin problemas y la paciente recibió el alta. No fue hasta que llegó a su casa y su estómago comenzó a vibrar cuando se percató que algo ocurría en su abdomen.
Acudió al servicio de urgencia de dicho hospital privado que no encontró nada extraño en la exploración. Entonces, la familia decidió llevarla al hospital público Al Bashir donde, después de realizarle una radiografía, según recoge el diario 'Gulf News Jordan', le intervinieron para extraerle el teléfono móvil que el ginecólogo había olvidado en su abdomen.
Ahora, la familia de Hanan pide que se depuren responsabilidades pero las autoridades afirman que la historia de esta mujer es inventada y carece de fundamento.