Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión para los tres presuntos autores de la muerte de 'Jimmy'

El juez de Instrucción número 20 de Madrid ha enviado a prisión a los tres detenidos en el marco de la 'operación Neptuno', acusados de homicidio como presuntos autores materiales del ultra del Deportivo de la Coruña, Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy', en la reyerta entre los Riazor Blues y el Frente Atlético del pasado 30 de noviembre.

El primero de ellos es un taxista de 33 años de la localidad madrileña de Parla. Se llama Ismael López Pérez, está casado y es padre de familia. Fue detenido el martes al igual que el segundo presunto homicida, Sergio Santiago Martínez, de 21 años, que fue arrestado en la localidad de Alcobendas, según han informado a Europa Press fuentes policiales. El tercero fue detenido ayer, miércoles, también en Parla.
Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), ninguno de los tres ha reconocido los hechos que se les imputan durante el interrogatorio. En concreto, se les acusa de homicidio/asesinato. El tribunal explica que el tipo penal "se concretará a lo largo de la instrucción judicial". Los tres han sido trasladados ya a prisión.
Presenta uno billetes de avión
En una nota informativa, el TSJM ha explicado que el juez ha tomado declaración a un total de 34 detenidos en la primera fase de la 'operación Neptuno'. El único que ha quedado en libertad sin cargos es el militar destinado en la Unidad Militar de Emergencias (UME), quien ha podido acreditar mediante unos billetes de avión que no se encontraba en Madrid la mañana que ocurrieron los hechos, según fuentes militares.
Los 30 detenidos restantes, vinculados al Frente Atlético, han quedado todos en libertad con cargos. Se les acusa de participación en riña tumultuaria y desórdenes públicos, con la medida cautelar de comparecer dos veces al mes ante el Juzgado, así como la prohibición de acercarse a menos de un kilómetro del Vicente Calderón y de acudir a cualquier partido que dispute, oficial o amistosamente, el Club Atlético de Madrid, tanto dentro como fuera de España.
Ante el juez de Instrucción número 20 de Madrid sólo han comparecido los 34 detenidos en la capital, pero en el marco de la primera fase de la 'operación Neptuno' también fueron arrestadas otras siete personas que elevaron la cifra a 41. En concreto, la Policía Nacional detuvo a una persona en Ávila, otra en Cuenca, otra en Talavera de la Reina (Toledo) y cuatro personas más en Gijón, estas últimas vinculadas también a los ultras del Sporting de Gijón, los Ultra Boys.
Entre estos 41 detenidos también hay una mujer, tres menores de edad y un guardia civil destinado en el puesto del Instituto Armado en Rivas-Vaciamadrid. Julio L.B, tiene 33 años, es de Huelva y está destinado en Rivas desde 2011.
Los 18 Riazor Blues, también en libertad
La segunda fase de este operativo ha consistido en el arresto hoy en Coruña de otros 18 ultras del Deportivo, que también han quedado en libertad tras prestar declaración ante la Policía, han informado a Europa Press fuentes policiales.
Finalmente, el TSJM explica que la situación de los primeros 21 detenidos el mismo día de la pelea --y que ya quedaron en libertad acusados de riña tumultuaria-- está pendiente de la resolución del recurso de apelación que ha presentado la Fiscalía de Madrid ante la Audiencia Provincial, en lugar de hacerlo en reforma ante el Juzgado competente, Instrucción número 20.