Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Matas reconoce que pidió un trabajo para su mujer a cambio de una prebenda

Jaume Matas, ha vuelto este lunes al banquillo de los acusados. Un jurado popular, deberá decidir si es culpable o no de un delito de cohecho por una pieza separada del caso Palma Arena. El fiscal le acusa de simular la contratación de su mujer en una empresa hotelera, para camuflar el pago de 42.000 euros que el propietario le había regalado. Pide una pena de 9.000 euros de multa y el decomiso de esos 42.000 euros cobrados por su esposa, Maite Areal.