Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se toma una foto diaria desde hace 16 años

La crítica que su novia le hizo por comprarse una cámara demasiado cara fue el comienzo de este curioso y laborioso proyecto. De eso ya hace 16 años. Desde entonces, J.K. Keller se toma una fotografía diaria de su rostro. Tal y como explica, intenta mantener un rostro inexpresivo para que las imágenes sean lo más objetivas posible. Keller ha prometido seguir con el proyecto “hasta el día que me muera” y se ha comprometido a publicar un vídeo cada ocho años con todas las imágenes que haya tomado hasta entonces.