Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigan a un policía estadounidense que le quitó el dinero a un vendedor ambulante

Un policía de la Universidad de California en Berkeley está siendo investigado tras la publicación en la Red de un vídeo en el que se le ve cogiendo la cartera de un vendedor de perritos calientes mientras escribía la citación para el juzgado por vender comida en la calle sin licencia.

En las imágenes compartidas en Internet se ve al vendedor de perritos calientes confundido porque no entiende lo que está realizando el oficial de policía de la universidad, que le explica que carece del permiso adecuado para vender comida en ese lugar, tal y como informa ABC News. El incidente ocurrió el pasado fin de semana a la salida de un partido de fútbol americano universitario que se estaba celebrando en el Memorial Stadium.
Beto Matias, el vendedor ambulante de origen latino, ha explicado que “estaba en shock cuando vi que el policía de la universidad estaba cogiendo mi dinero”. Mientras, Sean Aranas, el agente, ha indicado que tomó la cartera porque era prueba del delito que estaba cometiendo el hombre, y que todo lo hizo porque actuaba bajo las órdenes de un superior.
Así, la universidad mantiene la misma versión que la de su policía, ya que fuentes de la misma han relatado que los 60 dólares que le fueron incautados se registraron como prueba del presunto delito que estaba cometiendo el vendedor ambulante. Además, las mismas fuentes también han confirmado que los policías tienen la orden de situarse en los lugares en donde se realiza venta no autorizada para impedirla.
Incluso la universidad ha llegado a emitir una declaración en respuesta al incidente, en la que ha asegurado que el bienestar de los miembros de la comunidad, incluyendo "comunidades marginadas de color", es lo más importante y que sigue "profundamente comprometido con construir un clima de tolerancia, inclusión y diversidad, incluso cuando hacemos cumplir las leyes y las políticas”.
"Esta acción ha sido motivada al menos en parte por cuestiones de salud pública, los intereses de las pequeñas empresas locales e incluso la trata de personas", dijo el vicecanciller de la entidad universitaria, Scott Biddy, en la declaración. "Además, aunque no puedo comentar los detalles de este caso en particular, nuestra práctica consiste en emitir advertencias antes de dar una cita, en un caso como éste, es típico recoger cualquier sospecha de fondos ilegales y entrar en evidencia", matizó.
MÁS DE 60.000 DÓLARES DONADOS AL VENDEDOR MULTADO
La viralización del vídeo ha propiciado una respuesta contundente por parte de una gran cantidad de personas. Tanto es así, que debido a lo que algunos pensaron que era una acción muy injusta, decidieron crear una microfinanciación colectiva para intentar recaudar, en un principio, 10.000 dólares, según T48. Pero la ha acogida ha sido tan fuerte, que la cifra recaudada ya supera los 60.000 dólares.
También se ha realizado una petición para que se despedida al policía de la universidad que emitió la citación al vendedor. Dicha petición ha superado ya las 30.000 firmas.