Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a la madre de la niña hallada muerta en Santiago

La madre de la niña de 12 años de edad cuyo cadáver fue hallado la madrugada del domingo en Santiago, ha sido detenida y trasladada al Cuartel de la Guardia Civil de A Coruña por incoherencias en sus declaraciones. Ayer se acordó con el juez esperar hasta la incineración del cuerpo para detener a la madre.

La Guardia Civil ha esperado hasta que terminase la incineración del cuerpo de Asunta, para detener a la madre de la niña encontrada muerta el pasado domingo, por ‘incoherencia en sus declaraciones’.
Según ha confirmado la benemérita,  la mujer declaró que la niña había salido de casa a las 19:00 horas, pero tras revisar los vídeos de las cámaras cercanas a la casa de la niña, se desmonta su versión.
En sus declaraciones, la madre afirmó que en julio sorprendió a un hombre intentando asfixiar a su hija pero no presentó denuncia. Los investigadores analizan sin la niña pudo ser asfixiada con una almohada o si alguna sustancia sedante le causó una parada respiratoria.
En cualquier caso, el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, aseguraba  que los investigadores "no descartan absolutamente nada" en este caso, de forma que "no se puede aventurar ninguna hipótesis".
Los extremos que sí han quedado ya clarificados es que la niña no sufrió agresión sexual, tal y como descartó la autopsia, y que la pista forestal en la que fue encontrado el cadáver no es el mismo lugar donde falleció.
Así, se produjo "un traslado del cadáver" a un lugar donde "era fácil de ver" y "aparentemente para que fuese encontrada pronto", según ha afirmado Samuel Juárez. Finalmente, el cuerpo fue hallado por una pareja en torno a las 1.30 horas del domingo.
Los investigadores trabajan con la hipótesis de que se produjo una muerte violenta, si bien el cuerpo de la niña no presentaba signos evidentes como marcas profundas y creen que no forcejeó con el atacante. Los investigadores analizan sin la niña pudo ser asfixiada con una almohada o si alguna sustancia sedante le causó una parada respiratoria.
Entrega del cuerpo
Una vez que se le realizó la autopsia en el Instituto Anatómico Forense de Santiago de Compostela, el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago de Compostela, José Antonio Vázquez Taín, ha acordado la entrega a la familia del cadáver de la niña, así como de sus objetos personales.
Las investigaciones prosiguen para intentar determinar las circunstancias de la muerte de la niña y permanece decretado el secreto de sumario sobre la causa.
Por su parte, la Policía Judicial y los forenses continúan trabajando en el atestado y las conclusiones de la autopsia, que el TSXG estima que aún tardarán "varios días" en terminar, ya que continúan recabando datos y análisis para completar sus informes para entregar al juzgado.
Reconstrucción de las últimas horas
Los agentes intentan reconstruir los últimos pasos que dio la tarde del sábado Asunta Basterra y para ello revisan los vídeos de seguridad de varios comercios situados en el centro de la zona nueva de Santiago de Compostela.
Poco antes de la hora habitual de apertura de las tiendas, minutos antes de las 10.00 horas, cuando los empleados comenzaban a incorporarse, agentes de la Guardia Civil acudieron a los comercios del entorno de las calles Doctor Teixeiro y General Pardiñas, donde viven familiares de la menor, para pedir las grabaciones y buscar en ellas pistas.
La menor de 12 años de edad habría desaparecido a última hora de la tarde del sábado en el centro urbano de Santiago de Compostela, pero nadie por el momento ha alertado de que percibiese nada extraño en plena calle en el intervalo horario en el que se le perdió la pista a Asunta Basterra.
Fueron sus padres, un periodista y una abogada conocidos en Santiago, quienes presentaron denuncia hacia las 22.30 horas de ese mismo día y su cuerpo fue hallado en torno a la 1.30 horas del domingo en una pista secundaria de Cacheiras.
La Guardia Civil investiga ahora si la niña aparece en las grabaciones o si las imágenes pudieran contener alguna otra pista sobre la muerte de Asunta Basterra. La menor actualmente iniciaba el tercer curso de la educación secundaria obligatoria en el céntrico instituto Rosalía de Castro.
Homenaje de sus compañeros
El director del instituto donde acudía la niña, ha resumido el sentir de quienes estudian y trabajan en el instituto al decir que existe "un inmenso dolor y desesperación". "Los alumnos están desesperados intentando comprender lo que pudo pasar", ha señalado y ha indicado que los profesores permanecen "atentos" a su situación.