Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigaciones sobre el Alzheimer fijan sus objetivos en retrasar los efectos de la enfermedad

La investigación sobre el Alzheimer es cada vez "más humilde" y ha pasado de fijar sus objetivos en la curación a la prevención y a retrasar los efectos de esta patología para volver después a pensar en curar "poco a poco", según ha explicado el director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas y su Fundación Ciien, Jesús Ávila.
Ávila ha hecho estas declaraciones a los medios durante la jornada inaugural del IV Congreso Internacional de Investigación e Innovación de Enfermedades Neurodegenerativas que se celebra este miércoles y jueves, coincidiendo con el Día del Alzheimer, en Alicante, un evento al que han asistido su Majestad la Reina Doña Sofía, la secretaria de Estado de Innovación, Carmen Vela; el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde, Gabriel Echávarri.
En cuanto a una futura vacuna, ha explicado que existen distintos factores, como ocurre con el cáncer, por lo que no se puede unificar y todavía quedan muchas etapas por recorrer hasta la curación. No obstante, ha señalado que hay "aproximaciones", pero el problema está en las etapas anteriores de la enfermedad, para las que aún no se ha llegado a profundizar.
Ha apostillado que lo que ya saben es que hay que empezar "mucho antes" con los tratamientos neuronales, en la fase sintomática. En todo caso, ha manifestado que cualquier dato positivo que haya al respecto "siempre es esperanzador".
Asimismo, Ávila ha resaltado la labor del proyecto Vallecas que se lleva a cabo desde la Fundación Reina Sofía en el que se "busca la transición de una persona no demente a una persona con deterioro cognitivo leve", que se suele dar entre los 70 y 85 años.
Ha añadido que se está desarrollando un ensayo --en el que participan sobre todo expertos de Colombia y California y que se encuentra en proceso-- en el que están investigando los factores y causas que intervienen en el Alzheimer de tipo de "origen familiar" --que se da a los 44 años, más menos 2 años-- que afecta al uno por ciento de los enfermos de esta patología. "Si se curase este uno por ciento, la prueba sería ver si lo mismo sirve al otro 99 por ciento", ha argumentado.
Este foro, en el que participan más de un centenar de investigadores internacionales, contará con varias ponencias, entre la que ha resaltado la de Bengt Wilblad, del Instituto Karolinska de Estocolmo.
Además, está previsto que la Reina Sofía entregue mañana jueves la Beca Fundación Reina Sofía-Mapfre, convocada anualmente para financiar estancias de investigación en centros internacionales. En esta ocasión recaerá en Olatz Arteaga, del Departamento de Biología Celular e Histológica de la Facultad de Medicina del País Vasco.
REINA SOFÍA NOBEL DE LA PAZ
Por otra parte, preguntado por la propuesta de la Reina Sofía por segundo año consecutivo para el Nobel de la Paz por una universidad de Estados Unidos, Ávila ha asegurado que, aunque el año pasado les sorprendió "muy positivamente", cree que es una persona "merecedora" por la labor "universal" que realiza por el Alzheimer y en otros campos "con una gran discreción". Sin embargo, ha reconocido que la competencia "es brutal".