Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior prevé más de 656.000 desplazamientos en la Operación Paso del Estrecho que inicia este jueves su 30 aniversario

El Ministerio del Interior prevé cifras similares o con una ligera tendencia al alza, en el volumen total de vehículos y pasajeros respecto a los últimos años en la Operación Paso del Estrecho (OPE), operativo que cumple este año su XXX aniversario y da inicio este jueves 15 de junio.
Este dispositivo llevado a cabo por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias coordinó en 2016 el paso de cerca de tres millones de personas y de casi 656.000 vehículos por vía marítima entre Europa y África. Igualmente, se espera una capacidad diaria de evacuación similar a la de 2016, de más de 90.000 pasajeros y más de 20.000 vehículos.
Como todos los años, la Operación Paso del Estrecho se desarrolla en dos fases: la de Salida, que tiene lugar del 15 de junio al 15 de agosto; y la fase de Retorno, que va del 15 de julio al 15 de septiembre.
En la Fase de Salida, se han definido como posibles días críticos por la afluencia de vehículos y pasajeros los días 15, 16, 17, 22, 23, 24, 29, 30 y 31 de julio, así como el 1 y 2 de agosto. Por su parte, en la fase de Retorno, se prevé que las mayores aglomeraciones se produzcan entre el 24 y el 27 de agosto.
Una circunstancia que suele afectar al desarrollo de la Operación es la celebración del Ramadán, pero este año se espera que no tenga tanta influencia como en años anteriores, ya que finaliza el 26 de junio, lejos de los días críticos.
Entre los objetivos que Protección Civil tiene para el operativo de este 2017 se encuentran: disponer de un Plan de Flota adecuado a la demanda; dimensionar un dispositivo de seguridad específico que combine fluidez y seguridad en el tránsito, especialmente, en las fechas críticas; facilitar los servicios sociales y sanitarios adecuados; así como determinar espacios suficientes de aparcamiento en los puertos y facilitar áreas de descanso e información en las rutas más importantes. Todo ello se encuentra coordinado y se complementa con campañas de información a la población.
Desde el punto de vista de participación de servicios humanos, se han previsto más de 15.000 personas (Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sanitarios, traductores, asistentes sociales, Cruz Roja, etc.).
El Plan Especial de Protección Civil OPE 2017, comprende las poblaciones y puertos de Málaga, Motril (Granada), Almería, Alicante, Melilla y Ceuta, así como de Algeciras (Cádiz) y Tarifa (Cádiz), que representan, estas dos últimas, el 75% de pasajeros y el 71% de vehículos del total de desplazamientos. Para hacer efectiva esta oferta participarán un total de 35 buques y nueve compañías navieras.
Por otro lado, el Ministerio informa de que el puerto de Valencia estará en fase de monitorización. Las autoridades del puerto de Valencia han asistido a la reunión del Comité Estatal de Coordinación de la OPE, celebrado este lunes, y han informado acerca del funcionamiento de la nueva línea a Mostaganem (Argelia) y el incremento experimentado en las infraestructuras y servicios dispuestos por el puerto para este año.
El Comité ha decidido que se realice un seguimiento particular del tránsito en el Puerto de Valencia, de cara a su plena integración en el dispositivo OPE en función de los datos que se obtengan. Actualmente, Valencia cuenta con una única conexión de ferry con la ciudad argelina de Mostaganem, que representa en torno al 1% del conjunto total de la OPE.
Para llevar a cabo el desarrollo del operativo, especialmente en los días más críticos, el Comité ha establecido una serie de medidas especiales, como son la intercambiabilidad de billetes entre compañías navieras, la separación del tráfico de vehículos y camiones en los puertos, la ruptura de horarios (puente marítimo), y la restricción de embarque de camiones en fechas críticas, entre otras acciones que están dirigidas a mejorar las capacidades de evacuación y tráfico de buques.