Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior no tiene constancia de que la Guardia Civil violase la Ley al devolver inmigrantes en la valla de Ceuta

El Ministerio del Interior afirma que "no consta" que los agentes de la Guardia Civil que reprimieron el intento de salto de la valla de Ceuta registrado el pasado 10 de septiembre, cuando unas 80 personas que se habían encaramado a la reja fueron devueltas a Marruecos, "hayan realizado actuación alguna contraviniendo la normativa vigente".
Así lo afirma en una respuesta parlamentaria por escrito dirigida a la diputada de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia en relación al intento de salto de la valla que protagonizaron unas 150 personas, de las que 80 que se quedaron encaramadas a la reja para ser finalmente entregadas a Marruecos y cinco fueron trasladadas a hospitales en Ceuta.
"Una vez que el intento de entrada, vulnerando la frontera por punto no habilitado, se encontraba bajo control, la Guardia Civil dispuso la presencia de la Cruz Roja para prestar asistencia sanitaria a los inmigrantes, siendo cinco de ellos trasladados al Hospital Universitario de Ceuta por las lesiones que presentaban", explica la respuesta del Gobierno.
Añade que "durante la actuación policial fueron intervenidos cuchillos de grandes dimensiones y otros elementos punzantes y cortantes" que, según afirma, "en algunos casos fueron utilizados para intentar amedrentar a los guardias civiles".
Interior recuerda que durante el intento de salto, un grupo de residentes del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Ceuta se acercaron a la frontera "con objeto de apoyar a los encaramados en la valla", y lo hicieron "protagonizando desórdenes públicos y lanzando piedras contra el dispositivo de la Guardia Civil", por lo que resultó herido un agente que fue trasladado al hospital.
En su pregunta, la diputada de EH Bildu se interesaba en particular por la expulsión sumaria de cuantos quedaron encaramados a la valla en una práctica que conforme señalaba, es contraria a la normativa nacional e internacional y ha sido criticada por organizaciones como Amnistía Internacional e instituciones como el Defensor del Pueblo o el Consejo de Europa, quien ha recomendado a España el cese de las mismas.
La respuesta del Gobierno no se refiere a este asunto en particular. Señala que "durante el conjunto de la actuación no consta que los efectivos de la Guardia Civil hayan realizado actuación alguna contraviniendo la normativa vigente".