Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Intenta señalizar un accidente de otra persona y le atropella un motorista

Intenta señalizar un accidente de otra persona y le atropella un motoristaGTRES

Un conductor de taxi murió mientras intentaba señalizar un coche estrellado y abandonado que amenazaba la circulación segura del resto de vehículos. Se dirigió caminando hacia el coche y, mientras estaba hablando con la Policía, un motorista le atropelló. Ahora, el conductor del coche abandonado se enfrena a 12 cargos entre los que se encuentra el de causar la muerte de una persona.

Se trata de Daniel Angus, de 25 años, abandonó su Jaguar en la A19 cuando perdió el control y se estrelló dejando el coche peligrosamente posicionado sin las luces encendidas durante la madrugada, informa Mirror.

El taxista David Hope, de 43 años, conducía en la otra dirección cuando se detuvo para poner alguna señalización cerca del coche accidentado y así evitar un accidente.
Así las cosas, el buen samaritano se dirigió hacia el coche y apagó las luces de emergencia. Después llamó a la Policía diciendo que estaba intentando poner las luces del coche. Pero durante la llamada otro motorista llegó a la escena cerca de Killingworth, North Tyneside, y sin darse cuenta golpeó a Hope, matándolo.

Ahora Angus ha sido puesto en prisión preventiva y se enfrenta a una sentencia de prisión significativa después de admitir haber causado la muerte por conducción peligrosa y otros delitos de automovilismo. En total son 12 los delitos de los que se le acusa, y tres de ellos resultan muy graves.

Christopher Knox, el Fiscal, explicó al Tribunal de Newcastle que "este acusado conducía ilegalmente un coche sin seguro, que compró mientras estaba descalificado y conducía con exceso de alcohol”. "Era un coche negro y lo dejaba sin luces, por lo que representaba un riesgo considerable”.

Y añadió: "El señor Hope, para ayudar a la gente, y yendo en la dirección opuesta, lo vio, se desvió de su camino para detenerse y ver si podía alertar y lo hizo llamando a la Policía”. "Durante su llamada telefónica, le dijo al control de la policía que estaba encendiendo las luces de advertencia del Jaguar [el coche accidentado] para que fuera evidente para otras personas”. Pero la llamada telefónica fue cortada 29 segundos después, cuando Hope fue alcanzado por la moto.
Según explicó el fiscal, el acusado no notificó el accidente porque estaba conduciendo ebrio y sin seguro. Así Angus se declaró culpable por haber causado la muerte de Hope en la autopista A19, así como haber conducido con un exceso de alcohol en sangre.