Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un alumno de 14 años entrega a Méndez de Vigo 240.000 firmas contra las 'reválidas'

Alumnos del colegio Adolfo Suárez de MadridEFE

Isidoro Martínez, alumno de 3º de ESO de San Fernando (Cádiz), ha entregado en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte un total de 243.000 firmas para pedir la retirada del real decreto que regula las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato de la LOMCE. El ministro Íñigo Méndez de Vigo ha recibido a este alumno de 14 años en su despacho, donde han hablado sobre las pruebas.

"He estado con Ana Paula y Teresa (dos compañeras) en el despacho del ministro unos 30 minutos. No hemos conseguido hacerle cambiar de opinión para que quite las 'reválidas", ha afirmado este estudiante gaditano en declaraciones a Europa Press, que le ha sorprendido que el titular de Educación quisiera hablar con ellos en persona.
Isidoro ha admitido que, aunque el ministro ha defendido estos exámenes finales de la LOMCE, también se ha mostrado "abierto y simpático" con ellos. Eso sí, según este joven, les ha corregido: "Nos ha dicho que no se llaman 'reválidas' sino 'evaluaciones externas'".
Este joven puso en marcha esta iniciativa en la plataforma Change.org "el día después" de que el Consejo de Ministros aprobara el real decreto que regula estas pruebas finales de ESO y Bachillerato el pasado 30 de julio. "Me decidí a impulsar esta petición tras ver la indignación de la gente en las redes sociales", ha explicado.
"Creo que estas reválidas son injustas y limitan nuestro futuro", ha insistido Isidoro Martínez, que este jueves 15 de septiembre vuelve a clase para cursar 3º de la ESO en el IES 'La Bahía' de la localidad gaditana de San Fernando.
El calendario de la LOMCE establece que este curso 2016-2017, las dos evaluaciones no tienen efectos académicos, es decir, que no sirven para obtener el título de la etapa, pero el siguiente sí, que será cuando Isidoro y sus compañeras Ana Paula y Teresa tengan que someterse a la prueba final de la ESO.