Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Comienza el juicio contra cuatro personas por el asesinato de una pareja holandesa

Descuartizados dentro de bolsas de basura llenas de sosa caústica. Así aparecieron los cuerpos de Lodewijk e Ingrid Visser, la pareja holandesa brutalmente asesinada y enterrada hace tres años en un huerto de Murcia. Ingrid, una famosa exjugadora de voleibol y Lodecikj, un hombre de negocios, desaparecieron 12 días antes de encontrar sus cuerpos. Estaban es España para someterse a un tratamiento de fertilidad y aquí tenían conocidos. Uno de ellos, Juan Cuenca, el exgerente de un club de voleibol murciano donde Ingrid había jugado es uno de los imputados por el asesinato. Este hombre tenía una deuda de miles de euros con la pareja y se citó con ellos para saldarla, pero no apareció. Una amiga de éste condujo a la pareja hasta una finca en la que les esperaba Cuenca y dos individuos rumanos que presuntamente los mataron a palos. Hay otro acusado en el banquillo: Serafín, el dueño de la finca donde fueron enterrados.El juicio que comienza este miércoles con un jurado popular despierta la atención de un centenar de periodistas españoles y holandeses, que buscan una razón para que Juan, los rumanos y Serafín quisieran acabar con la vida e ilusiones de Ingrid y Lodewijk.