Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de indignados toman el centro de Madrid para exigir un cambio político y económico

Las ocho marchas han confluido en Cibeles a las 18:00 horas

Miles de personas han tomado en la tarde de este sábado las calles del centro de Madrid, respondiendo así a la convocatoria mundial que el Movimiento 15-M realizó el pasado mayo, para denunciar la actuación de políticos y mercados y pedir un cambio global para mejorar la situación de la ciudadanía.
Las ocho marchas que han recorrido la capital desde el mediodía han confluido en la plaza de Cibeles pasadas las seis de la tarde, tras lo cual los indignados han emprendido su camino hacia la Puerta del Sol, donde nació el Movimiento 15-M hace ya cinco meses. A lo largo de los recorridos se han podido escuchar cánticos de todo tipo, pero sobre todo para culpar de la crisis económica a los bancos. De hecho, al llegar a la sede del Banco de España, situado en Cibeles, estas proclamas se han intensificado.

"Lo llaman democracia y no lo es", "El pueblo, unido, jamás será vencido" o "Dónde están, no se ven, CCOO y UGT" son otras de las consignas más utilizadas por los manifestantes, que en general están lanzando sus ataques contra los bancos y el poder financiero y no tanto contra el Gobierno.

También se pueden ver en el centro de Madrid numerosas pancartas con los lemas "No robéis nuestros derechos, jubilados y pensiones", "Recortad a los banqueros y al clero" o "Dictaduras de los mercados, no".

Una vez que los manifestantes lleguen a la Puerta del Sol, las organizaciones convocantes tienen previsto realizar un flash-mob, es decir, una actuación multitudinaria, un grito mudo en el que utilizarán pegatinas con el símbolo del euro o del dólar para taparse la boca, así como conexiones vía streaming con otras plazas del mundo. Además, quieren realizar una asamblea general para analizar el futuro del Movimiento 15-M más allá de este 15 de octubre y proponer formas de recuperar la fuerza y la unidad.