Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Incendios- Más de 7.600 hectáreas han ardido en una semana y casi 60.000 en todo el año, con 20 grandes fuegos

El fuego ha arrasado un total de 59.065 hectáreas de superficie forestal hasta el 18 de septiembre de 2016, de las que 7.604 se han calcinado en la última semana, del 11 al 18 de septiembre, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
Además, en la cuarta semana de septiembre se han producido tres grandes incendios, con lo que la cifra de fuegos que superan las 500 hectáreas alcanza la veintena y roza así la media del decenio (21). El año pasado, hasta el 18 de septiembre, se produjeron 14 grandes incendios.
El año 2016 se sitúa en el medio de la tabla del decenio, con el quinto puesto, por detrás de los años 2014, 2008, 2013, 2010 y 2011. Pese al aumento de las hectáreas quemadas en agosto y lo que va de septiembre, hasta la fecha han ardido un 32,02 por ciento menos que la media del decenio y un 20,62 por ciento menos que en el mismo periodo de 2015.
En total, el fuego a afectado al 0,214 por ciento de la superficie total del territorio, en un total 7.305 siniestros, de los que 5.482 fueron conatos, de menos de 1 hectárea afectada, y 1.823 fueron incendios, de los que 20 superaron las 500 hectáreas.
Por tipo de vegetación afectada, algo más de la mitad, 30.745 hectáreas, eran de superficie matorral y monte abierto; 24.187,59 hectáreas quemadas eran superficie arbolada y 4.132,84 hectáreas de pastos y dehesas.
En cuanto a la distribución geográfica de los incendios, el 44,50 por ciento se produjeron en el noroeste; el 32,06 por ciento, en las comunidades interiores; el 22,38 por ciento, en el Mediterráneo y el 1,05 por ciento en Canarias.
Además, el 46,35 por ciento de la superficie arbolada ardió en el noroeste; el 21,37 por ciento en el Mediterráneo; el 17,79 por ciento se quemó en Canarias y el 14,49 por ciento en las comunidades interiores.
Por último, el 50,11 por ciento de la superficie forestal se quemó en el noroeste; el 21,27 por ciento en las comunidades interiores; el 20,34 por ciento, en el Mediterráneo; el 8,28 por ciento.