Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se cumple un año del incendio del Empordá

Varios de los vecinos que vivían en el Alt Empordá (Girona) vieron como sus viviendas fueron devoradas por las llamas. Un año después siguen sin poder reformarlas porque se encuentran sobre suelo rústico, donde sólamente se permite construir edificaciones de seis metros cuadrados. Desde que se quedaron sin casa viven en caravanas, a la espera de que se ponga alguna solución.