Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Incautados 900 kilos de cocaína procedente de Colombia camuflados en el interior de cajas de bananas

Funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y agentes de la Policía Nacional, en una investigación conjunta, se han incautado en Sevilla de 900 kilos de cocaína procedente de Colombia que estaban camuflados en un supuesto cargamento de fruta, y ocultos en el interior de cajas de bananas.
En esta operación, denominada 'Calima', han sido arrestadas tres personas, supuestos miembros de una organización que se dedicaba a importar cocaína desde Sudamérica hasta España para su posterior distribución, según ha informado este domingo en una nota la Agencia Tributaria.
Los ahora detenidos supuestamente aparentaban realizar una actividad comercial lícita basada en la importación de fruta desde Sudamérica y para ello contaban con una empresa, con sede social en Sevilla, que utilizaban como tapadera.
La investigación comenzó en el mes de abril, cuando se tuvo conocimiento de la existencia de una organización internacional asentada en España dedicada a la introducción de contenedores marítimos con cocaína para su ulterior distribución.
Después de realizar las primeras pesquisas, los agentes averiguaron que el grupo, presuntamente con el objeto de simular una actividad comercial lícita, contaba con una empresa de frutas ubicada en Sevilla. Poco después identificaron al administrador de esta sociedad, quien ya había viajado en dos ocasiones a Colombia a fin de negociar con los proveedores de la droga.
Avanzada la investigación, y gracias a la colaboración internacional, se tuvo conocimiento de la llegada al puerto de Algeciras (Cádiz) de un cargamento de dos contenedores importados por la empresa tapadera, que había declarado bananas como mercancía legal transportada, presuntamente tratando de evitar así la acción policial.
Uno de esos contenedores podría transportar un palé con supuestas cajas de bananas, que en realidad contenían 900 kilos de cocaína, mercancía ilegal que fue transportada hasta una nave ubicada en un polígono de Sevilla, donde fue incautada por los investigadores. En ese mismo lugar fueron arrestados dos operarios cuando procedían a su descarga, y a continuación fue detenido también el administrador de la empresa.
Igualmente, los agentes se han incautado en esta operación de diversa documentación relacionada con la empresa y tres teléfonos móviles. La investigación continúa abierta a la espera de nuevas detenciones, según informa la Agencia Tributaria.
La operación ha sido realizada por funcionarios de las Unidades de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de las Aduanas de Algeciras y Motril (Granada), y por agentes de la Udyco de Algeciras, la Brigada Central de Estupefacientes (Udyco Central), de la Udyco de Alicante, la Udyco de Málaga, la Udyco de Sevilla y con la colaboración de la Octris francesa y la Unidad de Inteligencia Antinarcóticos de Ecuador.