Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputan a la menor que abandonó a su bebé en un cuarto de contadores en 2015

Imputan a una menor por el abandono de un bebé en un cuarto de contadoresEFE

La Guardia Civil ha resuelto el caso del bebé abandonado a finales de 2015 en un cuadro de contadores de un edificio de Algete con la imputación de la madre, de 17, a la que se atribuye dicho abandono, han confirmado a Europa Press fuentes de la Comandancia de Madrid.

Concretamente, la recién nacida fue hallada por unos vecinos en el cuarto de contadores de la calle Pazos tras oír sus llantos. Tras el aviso, unos guardias civiles atendieron en un primer momento a la pequeña, a la que encontraron envuelta en una especie de toalla y procedieron a cubrirla con una chaqueta.
Posteriormente, los sanitarios del Summa comprobaron que la pequeña no tenía realizado correctamente un pinzamiento del cordón umbilical, que estaba cortado pero no pinzado. La bebé presentaba una hipotermia leve en manos y pies. Pesaba unos de cuatro kilos y pasó unos días en el hospital hasta su recuperación. Luego pasó a la tutela de la Comunidad de Madrid.
Las primeras pesquisas de la investigación apuntaron a una mujer joven con pelo moreno y constitución gruesa, posible madre de la pequeña, como responsable. Se trataba de la descripción de una testigo, que apuntó también que la sospechosa lucía en ese momento un moño.
Sin embargo, la investigación no logró localizarla hasta que la Policía Local de Quismondo (Toledo) informó de que un chico de 17 años iba contando que conocía quién era la madre de la pequeña, aunque negando ser el padre. La Guardia Civil le tomó declaración y con los datos aportados localizaron a la madre sospechosa.
La joven, de 17 años, vive en el mismo bloque de viviendas donde hallaron abandonada a la niña. Sus padres declararon que no sabían ni que había estado embarazada, pero la prueba de AND determinó que era la madre del bebé, con lo que ha resultado imputada por el abandono.
La investigación siempre apuntó a que habría sido abandonada después de que la madre diese a luz en otro lugar, puesto que en el cuarto de contadores no se encontraron restos de sangre.
Un año y medio después se ha resuelto el caso. La clave para resolverlo llegó con la información del adolescente que afirmaba saber quién era la madre del bebé abandonado, condiciendo a los investigadores de nuevo hasta Algete.
La Guardia Civil localizaba, con los datos aportados por el menor, a la joven. El citado cotejo del ADN ha confirmado que A.Y.M.G es la madre, que en aquel momento tenía 16 años.