Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ikea forma laboralmente a dieciséis refugiados en sus tiendas de Vallecas y Murcia a través de un programa piloto

Las tiendas de Ikea Ensanche de Vallecas (Madrid) y Murcia han finalizado un proyecto piloto de empleabilidad, gracias al cual dieciséis personas refugiadas han recibido una experiencia formativa y laboral durante cinco semanas a través de prácticas en dichas tiendas, según ha informado la multinacional sueca.
El programa está enfocado a facilitar la empleabilidad de los refugiados y a generar oportunidades laborales, dentro del proceso de inserción laboral en el que se encuentran. La compañía tiene prevista la puesta en marcha de esta iniciativa en el resto de tiendas, de forma progresiva, a partir del próximo mes de septiembre.
Los participantes en el proyecto han adquirido conocimientos comunes sobre el sector de la distribución, ventas y recursos humanos, y han recibido formaciones prácticas específicas en las áreas de Atención al Cliente, Logística, Ventas y 'Food'.
La compañía ha incorporado a seis de estas personas a la plantilla de las tiendas, y realizará un seguimiento del resto de participantes para evaluar su incorporación al mercado laboral para su futura implementación en el resto de tiendas o, incluso, otros agentes empleadores que puedan estar interesados.
El proyecto se ha dado a conocer este miércoles 14 de junio en la 'Conferencia sobre acogida e integración de refugiados en España', impulsada por el Alto Comisionado de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en la que han intervenido el responsable de Sostenibilidad de Ikea Ibérica, Arturo García, y Rouba Hanna, una de las participantes en el programa.
Esta iniciativa se enmarca en la tercera línea de acción prevista en el proyecto 'El Poder de la Infancia con los Refugiados', la de ayudarles a 'Crecer'. A través de las dos primeras líneas de acción de dicho proyecto, 'Vivir' y 'Jugar', la compañía ha acondicionado 31 pisos y espacios de ocio infantiles en todo el país y en los Centros de Acogida al Refugiado (CAR) en Alcobendas, Sevilla, Valencia y Vallecas, gracias a las más de 3.500 horas de voluntariado prestado por más de 500 empleados de Ikea.
En este programa, centrado en la infancia y familias refugiadas, han colaborado ACNUR, CEAR, Accem y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con el que la compañía ha firmado recientemente un convenio para que los refugiados integrantes de los CAR puedan acceder igualmente a este período formativo.