Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Iglesia cree que su labor asistencial justifica el sistema del IRPF y se muestra dispuesta a mejorar la información

La Conferencia Episcopal Española ha defendido que la labor que realiza la Iglesia católica en materia asistencial, educativa, cultural y, sobre todo, con las personas necesitadas, justifica "plenamente" el sistema de financiación a través de la casilla del 0,7% del IRPF, aunque se muestra dispuesta a mejorar la información sobre su rendición de cuentas.
Así se ha pronunciado Barriocanal después de que Unidos Podemos y PSOE hayan registrado este miércoles en el Congreso de los Diputados sendas peticiones por las que piden un informe al Tribunal de Cuentas sobre la asignación del 0,7% del IRPF a la Iglesia Católica, a raíz de la petición de cinco consejeros del Tribunal de Cuentas propuestos por el PSOE de que se fiscalice por parte de este organismo esta asignación. Además, los consejeros aluden al compromiso de autofinanciación de la Iglesia.
"La labor en favor de los demás en materia no solo pastoral, sino educativa, cultural y asistencial, especialmente con los más necesitados, creo que justifican plenamente este sistema de colaboración", ha asegurado el vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal, en declaraciones a Europa Press. Si bien, sobre las peticiones de los partidos políticos, ha precisado que la CEE no hace valoraciones sobre declaraciones políticas de esta naturaleza.
A su juicio, la Memoria de Actividades que publica la Conferencia Episcopal Española anualmente "responde a las demandas de los ciudadanos" en relación al dinero que esta institución recibe, a cómo lo distribuye, a qué lo destina y a cómo retorna a la sociedad en función de las actividades que realiza la Iglesia.
Además, ha recordado que dicho documento de rendición de cuentas, cuyo resumen se encuentra en el portal de transparencia de la CEE, es sometido a revisión por una empresa auditora de prestigio internacional.
Asimismo, ha subrayado que todos los años la Iglesia presenta una memoria completa a la Dirección General de Cooperación Jurídica Internacional y de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, en la cual se detalla el dinero recibido, el reparto del dinero, lo que supone en el conjunto de las diócesis y cómo se aplica, de acuerdo con los criterios solicitados por el Ministerio.
Sobre el compromiso de autofinanciación, Giménez Barriocanal ha puntualizado que el actual sistema "de colaboración" de la Iglesia católica "encaja perfectamente en el marco constitucional del artículo 16", que garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto.
Este sistema, según ha señalado, combina distintas fuentes de recursos pero excluye desde 2007 una partida directa para la Iglesia con cargo a los presupuestos de forma que son los contribuyentes los que deciden si marcar la casilla de esta institución en su Declaración de la Renta destinando de esta manera el 0,7% de sus impuestos. "Si nadie marcara la casilla, la Iglesia recibiría cero", insiste.
En cualquier caso, Giménez Barriocanal ha afirmado que "la Iglesia está dispuesta siempre a mejorar la información a rendir a la sociedad y la transparencia es entendida como una oportunidad de comunicar la razón última de la misión de la Iglesia en favor del hombre y la sociedad".