Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Identificados errores genéticos en los 12 tipos principales de cáncer

genes, genética, investigacióncuatro.com

La investigación ha determinado que algunos genes comúnmente mutados en ciertos tipos de cáncer, también se producen en tumores aparentemente no relacionados. Sería posible que una prueba sobre los genes mutados se convirtiera en parte fundamental para el diagnóstico.

Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, han identificado 127 genes mutados que aparecen repetidamente para impulsar el desarrollo y la progresión de los 12 tipos de tumores principales.
Se han analizado los genes de 3.281 tumores, entre ellos, cánceres de mama, útero, cabeza y cuello, colon y recto, vejiga, riñón, ovario, pulmón, cerebro y sangre. Se han encontrado vínculos comunes entre los genes en diferentes tipos de cáncer, y se han identificado una serie de mutaciones exclusivas de determinados tipos de cáncer.
La revista 'Nature' ha publicado la investigación, y en ella se muestra que algunos de los mismos genes comúnmente mutados en ciertos tipos de cáncer, también se producen en tumores aparentemente no relacionados.
La mayoría de los tumores tenían sólo entre dos y seis mutaciones en los genes que accionan el cáncer, lo que puede explicar que el cáncer sea tan común, según los investigadores. Además, estas mutaciones tendría un papel importante en el crecimiento del cáncer.
El autor principal del estudio Li Ding, del Instituto del Genoma en la Universidad de Washington , ha señalado que "es sólo el comienzo”. Ding también ha explicado que muchos oncólogos se han preguntado si es posible encontrar una lista completa de los genes del cáncer responsables de todos los tumores humanos, a lo que Ding ha afirmado que están cerca.
A partir de este descubrimiento, sería posible que una sola prueba sobre los errores en una franja de los genes del cáncer, podría convertirse en parte de los pasos de diagnóstico para los tumores. Los resultados podrían establecer opciones de tratamiento personalizadas, en función de las características genéticas únicas de los tumores.