Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos un menor ruso y otros dos jóvenes vinculados a la agresión racista en Barcelona

Los Mossos d'Esquadra han detenido al autor de la agresión racista en el metro de Barcelona el pasado sábado por la noche. El agresor es un menor de edad ruso, de ideología nazi, que fue detenido junto a otros dos jóvenes, que grabaron y colgaron en la Red el vídeo de lo sucedido. En las imágenes se ve como un chico con la cabeza rapada increpa y golpea a un joven con rasgos asiáticos, hasta que otros pasajeros intervienen. 

El  agresor es un menor de edad  vinculado a la banda de los 'Pilla-Pilla', que humillan y agreden a homosexuales en Rusia.
La víctima es un chico de Mongolia que el domingo por la noche puso la denuncia en comisaría.
La agresión fue grabada por una persona que acompañaba al agresor ya detenido, que colgó el vídeo en la Red y cuyo perfil de Twitter ha sido borrado después de hacer un comentario en el que afirmaba ser el autor de la filmación y que el agresor era un "camarada ruso".
El agresor, cuya edad no ha sido aclarada, ha pasado a disposición de la Fiscalía de Menores, mientras que los otros dos detenidos han sido citados en comisaría por los Mossos como coautores de los hechos, aunque no se ha especificado en qué medida participaron de la agresión.
En la grabación se puede ver como un chico rubio con la cara pixelada increpa a un joven con rasgos asiáticos y comienza a darle puñetazos, hasta que otros pasajeros consiguen separarlo. La víctima sale del convoy en la siguiente estación.
Al agresor se le podría imputar, además de un delito de lesiones, otro contra la integridad moral con los agravantes de motivación racista y xenófoba.
En el informe para la Fiscalía especializada en Delitos de odio y discriminación, los Mossos contabilizaron en 2013 un total de 243 agresiones relacionadas con la discriminación en Catalunya, mientras que el total de hechos delictivos asciende a 530.000, ha indicado Bayarri.