Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El INE ha reducido en un 54% su plantilla

El Instituto Nacional de Estadística (INE), organismo dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, recortó un 54,07% su plantilla en 2012, centrándose su recorte en los servicios periféricos del instituto que perdieron un 67,1% de efectivos con respecto a 2011 y en el personal laboral. En cuanto a los funcionarios, el número se ha reducido en un 4%.

La reducción de personal en el Instituto Nacional de Estadística (INE) se ha concentrado principalmente en un recorte sobre el personal laboral, concretamente, en los servicios periféricos que pasaron de 7.192 trabajadores en 2011 a 2.368 en el cierre de 2012. Mientras que los servicios centrales, con un descenso de personal laboral de 423 a 408 efectivos y el funcionariado, que ha pasado de contar con 1.441 efectivos en 2011 a 1.383 en 2012, han sufrido una reducción de efectivos pero de menor intensidad.
La mayor parte del personal laboral que perdió su empleo en el INE en 2012 era personal eventual, es decir, trabajadores interinos por sustitución, por contrato de obra o bien de circunstancias de la producción, que pasaron de ser 4.870 trabajadores laborales eventuales en 2011 a tan sólo 52 en 2012, experimentándose una reducción de plantilla de este tipo de trabajadores de casi un 99%.
Por otra parte, los trabajadores laborales fijos se redujeron en un 0,5%, hasta los 2.549, mientras que el personal catalogado como interino bajó un 3,8%, hasta los 175 trabajadores.
Según datos publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE), como resultado, el INE cerró 2012 con 4.159 efectivos, divididos en 1.149 que trabajaban en los servicios centrales, un 3,6% menos que en 2011, y 2.010 estaban ubicados en los servicios periféricos. En 2012 se destruyeron en España 218.900 empleos en el sector público según los datos de la Encuesta de Población Activa elaborada por el propio INE, convirtiéndose el pasado año, en el segundo consecutivo en el que el sector público destruyó puestos de trabajo.
En cuanto a los datos de 2013, en el primer trimestre, el número de empleos públicos que se ha destruído asciende a 71.400 y los datos del segundo trimestre se cifran con una pérdida de 2.600, alcanzado en lo que va de año un total de 74.000 empleos públicos que han sido destruidos.