Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El IDIS avisa de que la sanidad está "en funciones" y aboga por una reforma "global" del sistema sanitario

El secretario general de la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Luis Mayero, ha avisado de que la sanidad española, al igual que el Gobierno, está "en funciones", y ha destacado la necesidad de que se produzca una reforma "global" del sistema sanitario.
"La sanidad está en funciones, no se hace nada desde hace tiempo y uno no puede esperar a que haya un gobierno para poderse curar", ha apostillado Mayero durante el encuentro 'Sanidad privada: presente y futuro'. Precisamente, por esta razón, el secretario general de la Fundación IDIS y el director general de la entidad, Manuel Vilches, han destacado la labor que realiza la sanidad privada en la sostenibilidad del sistema sanitario.
En concreto, Vilches, que ha recordado que el gasto sanitario 'per cápita' en España, y en relación al PIB, se encuentra por "debajo" de la media de los países de la OCDE y que la participación del gasto privado en el total del gasto sanitario ha pasado del 24,9 por ciento al 30,2 por ciento entre los años 2010 y 2014, ha señalado que el sector privado es uno de los "más innovadores" del panorama económico y social y, por tanto, un agente "indiscutible y necesario" para el mantenimiento del sistema sanitario.
Y es que, en España hay 450 hospitales privados, con una dotación de unas 52.000 camas, de las cuales el 51 por ciento corresponde a grupos hospitalarios, el 44 por ciento a hospitales independientes y el 5 por ciento a compañías aseguradoras. Unas cifras que, tal y como ha informado Vilches, sitúa a España en la media europea, tanto en el porcentaje de hospitales privados sobre el número total de centros hospitalarios, como en el porcentaje del número de camas privadas sobre el número total de las mismas.
"El problema que tenemos en España es que casi todas las camas son de agudos, por lo que hay escasez para cuidados prolongados o intermedios", ha apostillado el director general del IDIS, al tiempo que ha destacado la actividad "ingente" que desarrollan los centros de la red privada donde se realizan cerca de un millón y medio de cirugías (28,8% del total), unos seis millones de Urgencias (22%), 14,5 millones de consultas (15,8%) y cerca de 1.200.000 ingresos hospitalarios y altas (22,6%).
Dicho esto, Vilches ha mencionado las diferentes formas de colaboración público-privada que hay en España (conciertos, mutualismo administrativo y concesiones), asegurando que estos modelos son "imprescindibles" para desahogar la demanda asistencial, aliviar las listas de espera y ofrecer asistencia sanitaria en zonas geográficas en las que el sistema público no cuenta con infraestructura suficiente.
"Las ambulancias o las máquinas de oxígeno, entre otros, se utilizan gracias a los conciertos y está totalmente aceptado, por lo que no entendemos por qué genera tanta controversia cuando se dice a un paciente que tiene que hacerse una prueba, como por ejemplo un TAC, fuera", ha subrayado Vilches.
MODELO DE INTEROPERABILIDAD
Ante todo esto, el director general del IDIS ha informado de que la entidad está trabajando en un modelo de interoperabilidad que permitirá que sea el propio paciente el que gestione su información clínica y la comparta según su propio criterio. Un nuevo sistema que sitúa al paciente como actor principal, facilitándole el acceso a su información clínica, de manera que le permita adquirir un papel más activo en el cuidado y gestión de su salud.
"Adicionalmente, el disponer de su información clínica le permitirá moverse libremente por todo el sistema sanitario, garantizando de esta forma la continuidad asistencial, la eficiencia en los procesos y evitando duplicidades y redundancias en el consumo de pruebas diagnósticas, especialmente en todo el gasto e incomodidad que ello plantea", ha enfatizado.
Finalmente, y tras recordar su sistema de 'Acreditación QH', desde el IDIS han propuesto una reforma global del sistema sanitario para entroncarlo con los nuevos tiempos marcados por el envejecimiento, cronicidad y evolución "rampante" de los avances tecnológicos y científicos que aparecen día a día. Una reforma en la que, además, deben participar todos los agentes implicados y en la que, entre otras cosas, se prioricen las prestaciones, se garantice la gobernanza del sistema y la estabilidad de las instituciones sanitarias, se haga un uso "eficiente y razonado" de los recursos disponibles, planificando el sistema en función de resultados sanitarios, y se estimulen e impulsen los diferentes modelos de colaboración público-privada existentes y futuros.
Además, el IDIS ha subrayado la importancia de que, además de estos parámetros, se implanten criterios de eficiencia en la gestión y fórmulas de corresponsabilidad ciudadana, entre otras fórmulas, que vayan en pos de la continuidad del sistema en términos de excelencia y liderazgo dentro de un nuevo modelo económico que, a su juicio, se necesita con "urgencia".
"La sanidad privada y pública deben remar juntas y nunca por separado. El absolutamente imprescindible la simbiosis, la colaboración, para que el ciudadano no tenga que estar esperando tres meses para hacerse una prueba", ha zanjado Mayero.