Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ICOG propone un observatorio de planes urbanísticos y se ofrece asesorar a los ayuntamientos en los mapas de riesgo

El Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) ha propuesto un observatorio de los planes urbanísticos para comprobar que cumplen con la obligatoriedad de incluir los mapas de riesgo. En concreto, la propuesta se circunscribe, de momento, al ámbito regional mediante un Observatorio Madrileño de los Planes Generales de Ordenación Urbana, según detalla la institución.
"El Colegio se ofrece a asesorar a los ayuntamientos a elaborar un mapa de riesgo si no disponen de especialistas para hacerlos", ha explicado el presidente del Colegio de Geólogos, Manuel Regueiro, durante el cóctel de navidad celebrado este pasado 12 de diciembre en el Colegio, al que asistió el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Jaime González.
Según un estudio propio realizado por el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, la mayoría de los ayuntamientos españoles no cuenta con un mapa de riesgo ante eventos naturales en los planes generales de urbanismo a pesar de que, como recordó Regueiro, el artículo 15.2 de la Ley estatal del Suelo contempla que es "obligatorio una evaluación preliminar del riesgo de inundación, así como a elaborar mapas de peligrosidad y riesgo en todo el territorio español".
Por su parte, Jaime González se comprometió a escuchar todas las propuestas del Colegio para incorporarlas a la Ley de Suelo regional que se está tramitando antes de su discusión en el Parlamento madrileño. La nueva legislación recoge el urbanismo y la ordenación del territorio de los próximos 20 años. "Os pedimos que nos exijáis y nos propongáis, no es un texto cerrado", indicó el consejero.
El Colegio también ha propuesto a la Consejería un inventario de estudios geotécnicos de la Comunidad de Madrid con información geológica disponible para el ciudadano, fomentar el uso regional de geotermia desligando estos proyectos de los trámites mineros, elaborar una cartografía geológica de la Comunidad a escala 1:25.000 y abordar el problema del radón.