Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ICCAT establece una cuota de captura de 10.500 toneladas de pez espada del Mediterráneo para recuperar la especie

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) ha acordado establecer un plan de gestión y conservación para el pez espada que fija un Total Admisible de Capturas (TAC) de esta especie en 10.500 toneladas en 2017 que se irán reduciendo progresivamente.
Según han informado a Europa Press fuentes que han participado en la reunión anual de ICCAT que se ha reunido desde el lunes pasado en la Reunión Extraordinaria de la Comisión en Vilamoura (Portugal) el plan, que parte de una propuesta de varias ONG ambientales, establece también un aumento de la talla mínima de capturas, hasta 100 centímetros, ligeramente superior a la actual, de 90 centímetros.
La talla anterior era superior, pero hacer varios años, a petición de España, se rebajó hasta 90 centímetros. En la actualidad, según datos de ICCAT, la pesca de inmaduros, es decir, por debajo de esa talla, alcanza el 70 por ciento, lo que supone un indicador de la baja talla de los ejemplares de pez espada capturados.
El plan, que se dará a conocer por parte de la Comisión más adelante, incluye también otra serie de medidas de control de la pesquería y para la aplicación concreta del plan, así como un ajuste de los cierres de las pesquerías.
Los 51 países que forman parte de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), incluidos Estados Unidos, Japón y la UE, decidirán durante el encuentro los planes de gestión de especies clave como el pez espada del Mediterráneo, el atún rojo y varios tiburones.