Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ‘hombre biónico’, Hugh Herr, premio Princesa de Asturias de Investigación

Hugh Herr tenía 17 años cuando una ventisca le atrapó en un barranco. Tuvieron que amputarle las dos piernas por debajo de las rodillas y le dijeron que no volvería a escalar "Lo único que el medico vio es que mi cuerpo estaba roto y pensó que la tecnología no iba a avanzar", afirma. Y fue entonces cuando lo tuvo claro: diseñaría sus propias prótesis y volvería a la montaña. "Mi armario era muy gracioso, no había zapatos, solo prótesis extrañas y pies por todas partes", cuenta. Y de ese curioso armario salió su futuro. Se convirtió en ingeniero mecánico y biofísico; en diseñador puntero de piernas, tobillos y rodillas biónicas. Y con ello, decidió cambiarlo todo. "Es posible imaginar un mundo en el que la tecnología sea tan extraordinaria que podamos terminar con la discapacidad", sentencia. Hoy, la superación personal ha recibido un premio: el Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica.