Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hoy es el Día de la Felicidad

Gente felizGtres

En el Día Mundial de la Felicidad es importante recordar que ser feliz es tan fácil (o tan difícil) como nosotros mismos decidamos. Este día fue creado por iniciativa de Bután, un país que reconoce la supremacía de la felicidad nacional por encima de los ingresos nacionales desde principios de los 70, cuando adoptó el concepto de un Índice de Felicidad Nacional Bruta para sustituir al tradicional Producto Interior Bruto (PIB).

La forma en que decidimos ver la vida influye sobre la percepción de lo que nos ocurre, por lo que somos nosotros mismos quienes determinamos las emociones que nos generan las cosas que nos ocurren. Debemos estar atentos a nuestro alrededor y a nosotros mismos para, de este modo, poder detectar algunos de los síntomas de la depresión: apatía, mal humor, insomnio o sueño excesivo, alteraciones en la alimentación, dificultad para la concentración o fatiga, entre otros.
Arantza Pérez Mijares, psicóloga de Doctoralia especializada en el tratamiento de la depresión, nos da algunas pautas para trabajar en nuestra felicidad y combatir esta enfermedad:
1. Márcate la voluntad de ser feliz como un objetivo vital. La felicidad es como estar en forma o mantener una buena alimentación: tenemos que desear conseguirla y trabajar en ella cada día.
2. Céntrate en el presente, agradece las cosas que tienes y disfruta de lo que te rodea.
3. Trabaja en tu futuro, pero no te preocupes en exceso por las cosas que pueden pasar.
4. Acepta las emociones que tienes en cada momento y analiza si son las adecuadas. Si sufres una pérdida importante y sientes tristeza, no te preocupes: eso no te convierte en una persona infeliz, sino en un ser humano coherente.
5. Escúchate a ti mismo y a los demás, y no dudes en acudir a un especialista si sospechas que tú o alguien cercano muestra indicios de una depresión.
La Dra. Pérez Mijares añade: "algunos especialistas nombran ya a la depresión, por el alto índice de esta enfermedad en los países desarrollados, la epidemia del siglo XXI. Siguiendo estas pautas y trabajando cada día en nosotros mismos es más que posible tener una vida feliz y evitar la depresión".