Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sentido homenaje a las víctimas de Santiago

Gaitas y banderas para despedir con emoción a las víctimas del Alvia descarrilado en la curva de Agrois el pasado miércoles 24 de julio. Ha sido en el cementerio compostelano de San Domingos de Bonaval, justo una semana después de la tragedia y como punto y final a los siete días de luto oficial decretados por la Xunta de Galicia.

Ha sido una ceremonia llena de silencios, notas musicales y mensajes de algunos familiares y héroes de este accidente que marcará de por vida a Galicia.

El silencio lo han puesto todo los asistentes, la música los gaiteros y la Orquesta Filarmónica de Galicia y los testimonios, algunos de ellos, ha corrido a cargo de María Esperanza, que perdió a su pareja en el accidente o de Xose Anxo, en representación de los vecinos de Angrois o de Ana, en representación de todos los trabajadores públicos que colaboraron en la gestión del siniestro.
María también ha demandado a las autoridades que "den algún sentido a todo esto" y, "si es cierto que el accidente se podía haber evitado", que intenten que "no se vuelva a repetir".
"Nuestro daño ya no tiene reparo, pero se soportará mejor si, al menos, sirve para que nadie más tenga que verse consumido en la tristeza que nos invade", ha aseverado.