Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat suspende a Helga Schmid como intendente del Palau de les Arts

La investigación abierta por el supuesto cobro de comisiones por la obtención de patrocinios en el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia ha puesto fin este martes --al menos de forma temporal-- al mandato de la intendente Helga Schmidt al frente del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia.

La austriaca, conocida por su carácter 'de hierro', ha sido el alma del teatro de ópera desde que llegó a Valencia de la mano del expresidente Francisco Camps para hacerse cargo del reto de levantar un coliseo operístico de nivel mundial.

Luces y sombras han salpicado la trayectoria de Schmidt en su trayectoria en la institución cultural, ya que, si bien su gestión ha sido criticada en multitud de ocasiones por sus emolumentos, estilo de vida y fuerte carácter, su nutrida agenda de contactos y la amistad con grandes figuras internacionales de la lírica la han hecho imprescindible en Les Arts.

Pero hoy la presencia de la Policía en el palacio operístico --con la detención de dos personas-- ha sido demasiado y la consellera de Cultura del Gobierno valenciano, María José Català, confirmaba a mediodía que Schmidt era suspendida en funciones, al menos provisionalmente hasta que se aclare en qué situación queda la responsable artística tras el registro y actuación policial, ya que, según varios medios y grupos políticos, es una de las dos personas detenidas junto al exgerente del teatro Ernesto Moreno.

Tras ser trasladada al teatro de ópera alrededor de las 13.30 horas, desde el hotel en el que reside, Schmidt ha permanecido en el Palau de les Arts hasta poco después de las seis de la tarde. De esta manera, ha estado casi cinco horas en la instalaciones del coliseo presenciando el registro policial hasta que ha salido en un vehículo con los cristales tintados sin conocerse su situación judicial.

La noticia saltaba a primera hora de este martes, cuando se conocía que la Policía se había personado en el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, que está siendo objeto de una investigación por parte de la Fiscalía a raíz de la denuncia de un extrabajador del teatro de ópera y un informe de Intervención de la Generalitat que detectó diversas irregularidades en relación con supuestos cobros relacionados con los patrocinios.

En dicho informe, la Intervención de la Generalitat&nbsp --dependiente de la Conselleria de Hacienda-- sobre la gestión del Palau de les Arts reflejaba la existencia de una empresa privada, Patrocini de Les Arts S.A, creada en 2008, y de cuyo consejo de administración formó parte Helga Schmidt (desde marzo de 2008 hasta octubre de 2009) figurando con su pasaporte de nacionalidad austriaca, con la identidad de Helga Pittoni.

Tras hacerse públicas estas informaciones, la propia Schmidt defendía la "honradez" de su actuación al frente de la institución e, incluso, advertía de que no consentirá "infamias", por lo que anunciaba que llevará a cabo acciones legales ante "falsas acusaciones" en relación con su trabajo.

El informe hacía referencia a la creación de esta sociedad, que tenía previsto cobrar un 10 por ciento de comisión por las aportaciones de las empresas patrocinadoras. Además, en 2009 se constituyó la sociedad limitada Viva Europa June 24th S.L.U, cuyo administrador único era Patrocini de les Arts SA.

Más de medio millón de euros cobrados

La documentación apuntaba que la Fundación realizó dos pagos a Viva Europa por la organización de este evento en octubre y diciembre de 2009 por un importe total de 348.000 euros. En total, el informe cifró en 508.000 euros a cantidad cobrada por Patrocini de les Arts SA de la Fundación, directamente o a través de Viva Europa.

Helga Schmidt (Viena, 1941) llegó a Valencia hace 15 años para poner el pie el proyecto del Palau de les Arts, concebido como el "buque insignia" de la cultura valenciana y avalada por su carrera en importantes entidades musicales, como el Covent Garden.

Su camino profesional comenzó como asistente del director general del Festival de Viena, Egon Hilbert, cuando Schmidt contaba con 21 años de edad. Dos años después, cuando en 1963 Hilbert fue nombrado intendente de la Ópera de Viena, y Herbert von Karajan director artístico y musical, ambos contrataron a Schmidt para este teatro, donde trabajó diez años codo con codo con Karajan.

Asesora artística de multitud de instituciones y orquestas de primer rango --entre ellas la del Concertgebouw de Ámsterdam y la Sinfónica de Londres--, a finales de los años noventa "se dejó fascinar" --según reconoce el perfil de Schmidt colgado en la web de Les Arts-- por el ambicioso proyecto que la Generalitat estaban preparando con la idea de abrir un gran teatro de ópera en Valencia.

Desde que el coliseo abrió sus puertas, Schmidt utilizó sus contactos --junto a los atractivos presupuestos que el Palau de les Arts gozó en sus primeros años-- para atraer a estrellas de la talla de Lorin Maazel, quien fue el primer director musical y artífice de la meritoria Orquestra de la Comunitat Valenciana--; Zubin Mehta, hasta la pasada temporada presidente del Festival del Mediterrani, o el tenor español Plácido Domingo.

Aunque ha sido este caso el que ha hecho saltar las alarmas, lo cierto es que las polémicas económicas han empañado desde el principio los éxitos musicales de la intendente.

Viajes, dietas y alojamientos

Recientemente, EUPV en las Corts aireaba los gastos de 391.261,57 euros en viajes, dietas y alojamientos por cuestiones de trabajo que Helga Schmidt realizó entre 2005 y 2011.

También se ha cuestionado frecuentemente que la intendente fijara su residencia en lujosos hoteles de la capital valenciana y su trato personal con trabajadores a su cargo.

Cabe recordar que la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valencia practicó un acta de infracción al Palau de les Arts al considerar que "no adoptó ninguna medida ni activó el protocolo de actuación" correspondiente ante el "trato vejatorio" que dio su intendente, Helga Schmidt, a varias empleadas del Departamento de Secretaría.

También la figura de Ernesto Moreno ha sido puesta en tela de juicio en distintas ocasiones. Ha ocupado varios altos cargos en la Generalitat Valenciana en el ámbito de la cultura. Así, ha sido director de Administración del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia y también ha trabajado en la subdirección de Gestión de CulturArts.

Tras su paso por este sector, el Consell le propuso como director general de Radio Televisión Valenciana (RTVV) para liquidar el canal público, en sustitución de Rosa Vidal, quien dimitió tras la decisión de cierre del ente autonómico, en noviembre de 2013.

Aunque, debido a la operación policial, el tantas veces llamado buque insignia de la cultura valenciana parece haber quedado sin rumbo, los trabajadores han protagonizado una escena digna de la Orquesta del Titanic, ya que han continuado trabajando para preparar los próximos títulos programados en la entidad.