Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémico vídeo de unos alumnos de instituto que bailan con cadáveres de gatos

Cadáveres de gatoscuatro.com

Polémica en el instituto Harding Charter Preparatory de Oklahoma, en EEUU. Un vídeo muestra como los alumnos bailan al son de la música, con coreografía y todo, sosteniendo en sus manos los cadáveres de gatos con los que hacen prácticas de Anatomía en el laboratorio de la escuela. La organización de defensa de losa animales PETA ya ha expresado su gran desconcierto y exige a los institutos que utilicen métodos de enseñanza que respeten la vida animal en el aula.

Repugnante vídeo, publicado en Facebook, que muestra a un grupo de estudiantes de Secundaria bailando con gatos muertos en sus manos durante la clase de Anatomía. Al son de 'Meow Mix', una conocida canción de un anuncio de comida para gatos, estos alumnos levantan los cadáveres en alto y desarrollan una ensayada coreografía.
Los ocho estudiantes implicados grabaron el vídeo en el que era su último año de instituto. Con batas blancas, se colocan en fila cada uno con un gato muerto en sus manos, mientras otro se agacha y dirige todo el baile. Todos sonríen, chocan los gatos muertos y los hacen bailar al son de la música. El espectáculo está tan preparado que finaliza con un cartel con el nombre del grupo 'Piccolo and the Pussycats'.
De hecho, Piccolo es el apellido de una profesora de ciencias de la escuela, y aunque fue etiquetado en el post de Facebook, no está claro si ella estaba presente en el momento en el que se grabó el vídeo.
La organización en defensa de los animales PETA ya ha mostrado su desconcierto por la publicación de este vídeo y alerta, según recoge  el diario 'Mirror', de que hay estudios que muestran que la disección de animales en el aula puede causar trastornos psicológicos de por vida e insensibilidad hacia los animales. PETA pide además al instituto que enseñe a los estudiantes a respetar la vida y la ciencia y que sustituya la cruel disección de animales, un método arcaico de enseñanza.