Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guardias civiles fuera de servicio rescatan a una familia en Jaén atrapada en la nieve

Dos guardias civiles fuera de servicio rescatan a una familia en Jaén atrapada en la nieveTwitter
Dos guardias civiles han conseguido rescatar a una familia de Santiago de la Espada (Jaén) que había quedado atrapada en la nieve cuando se desplazaban a los servicios de urgencias para llevar al médico a su hija de cuatro años que presentaba un cuadro febril alto.
Según ha informado la Guardia Civil, a las 23,00 horas del pasado 28 de enero, dos agentes que, fuera de servicio, se encontraban cenando junto a sus familias en un restaurante de la localidad de Santiago de la Espada cuando el gerente del restaurante recibió una llamada de auxilio de unos vecinos que vivían en un cortijo y que se habían quedado atrapados en la nieve cuando se dirigían al centro de salud por una urgencia médica.
El gerente del restaurante explicó la situación a los dos agentes que avisaron a la central de la Comandancia y al puesto de Santiago de la Espada. A continuación los dos agentes se desplazaron al acuartelamiento donde se hicieron con un vehículo todoterreno para desplazarle hasta el paraje conocido como Despiernacaballos, lugar de dónde partía la señal de socorro de la familia.
Con un espesor de nieve de unos 1,5 metros y ante el riesgo de que el todoterreno quedara atrapado en la nieve, los dos agentes emprendieron la marcha a pie, ayudados por linternas intentando llegar hasta donde se encontraba el matrimonio con la menor.
Transcurridos casi dos kilómetros y atravesando grandes espesores de nieve, con una fuerte ventisca nocturna y una temperatura de menos ocho grado, lograron llegar hasta el punto en el que se encontraban el matrimonio y la menor. Los dos agentes organizaron turnos para llevar a la niña en brazos y regresar a pie hasta el todoterreno.
Una alcanzado el vehículo oficial, introdujeron a la niña y a la madre en el coche para resguardarlas de las inclemencias meteorológicas, mientras los dos guardias civiles y el padre de la menor, mediante palas y circulando con el vehículo marcha atrás, para aprovechar las mismas rodadas realizadas en la ida, consiguieron acceder a la A-317, para desplazarse con posteridad a la localidad de Santiago de la Espada, donde fueron atendidos por los servicios médicos.