Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil intercepta la venta de dos ejemplares de mono titi

La Guardia Civil de la Región de Murcia, ha desarrollado la operación 'TITI', una investigación dirigida a esclarecer el origen, la tenencia y la venta de dos monos titís a través de Internet, que se ha saldado con la recuperación de los dos ejemplares cuando su poseedora los transportaba en un vehículo desde Alicante hasta Murcia para venderlos.
Según informan fuentes de la Benemérita, se han tramitado denuncias por presuntas infracciones administrativas relacionadas con la tenencia ilegal de especies protegidas.
Desde el pasado mes de octubre, especialistas del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, en el marco de los servicios dirigidos a la protección de la fauna y la flora, detectaron la venta de dos ejemplares de mono tití, que se ofrecían a través de un portal de Internet.
Esta especie se encuentra protegida por el Convenio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), del cual España forma parte desde el año 1986, que regula el comercio de especies amenazadas y busca preservar su conservación mediante el control de su comercio a través de permisos oficiales de exportación en el país de origen y de importación en el de destino, de forma que todo ejemplar amparado por este convenio esté perfectamente documentado y se conozca su origen, destino y motivo por el que es objeto de comercio.
Los investigadores recabaron información a través de la red con el objetivo de localizar a la persona que pretendía venderlos y averiguaron que podía existir un posible comprador en Murcia. Tras lo que agentes del SEPRONA han localizado a los animales cuando eran transportados en un vehículo desde Alicante hasta Murcia, por lo que han sido incautados.
Se trata de dos especímenes de mono Tití (Callithrix jacchus), endémico de Brasil, cuyo cuerpo mide entre 18 y 25 cm de longitud y su cola entre 28 y 35 cm. y pesa entre 400 y 450 gr, según especifican las mismas fuentes.
Por sus dimensiones, que permite su tenencia en domicilios a modo de mascota, es un animal habitual del tráfico de especies protegidas incluidas en CITES.
La Benemérita ha conocido que los primates llegaron a España a través de algún país europeo, procedentes de una supuesta exportación ilegal de especies animales vivas, desde su país de origen.
Los animales han sido puestos a disposición de la administración pública y entregados en el centro de recuperación de animales de la Fundación Primadomus de Alicante dedicada, entre otros, a la recuperación y reinserción de los animales en su medio natural.
La tenencia y la crianza de primates por particulares en España están prohibidas, excepto con la tenencia de un permiso específico para la creación de núcleo zoológico. Su comercialización sin control puede causar la disminución de su población y ocasionar graves riesgos para la salud humana por transmisión de enfermedades.
La operación 'TITÍ' ha culminado con la tramitación de varias denuncias por infracciones administrativas a su poseedora -vecina de Alicante y con antecedentes por comercio ilegal de especies protegidas-, así como con la recuperación de los dos primates.