Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil veta el acceso a Ceuta de coches marroquíes sin seguro, en malas condiciones o que no conduzca su dueño

La Guardia Civil impedirá desde este lunes, 24 de abril, el acceso a Ceuta desde Marruecos de vehículos que carezcan de seguro internacional ('carta verde'), que no conduzca su propietario legal o que "macroscópicamente", a simple vista, "no estén en condiciones de circular por territorio europeo" o hayan sido modificados para el transporte de mercancías, según han adelantado tanto la Delegación del Gobierno como el portavoz del Ejecutivo autonómico, Jacob Hachuel (PP).
El también consejero de Gobernación ha asegurado que las autoridades marroquíes se han comprometido a "colaborar" en la implementación de una restricción que busca "acabar con las flotas de automóviles dedicados al 'porteo' hacia el Reino alauita en manos de un mismo propietario".
La nueva regulación de la entrada y salida de ciudadanos marroquíes dedicados al transporte sobre sus espaldas de mercancías hacia el país vecino al margen de cualquier control aduanero, ordenado en base al reparto de tarjetas, ha desplazado, según las autoridades españolas, parte de ese negocio hacia el tráfico rodado.
Las Fuerzas de Seguridad han detectado durante las últimas semanas de forma recurrente comportamientos "perversos" en algunos conductores que llegan a abandonar sus vehículos en medio de la carretera nacional que une el centro de Ceuta con la frontera del Tarajal para, colapsando la localidad española, 'forzar' a la Delegación a pedir a las autoridades marroquíes más laxitud en sus controles aduaneros con el fin de descongestionar los atascos.
Fuentes de la Delegación del Gobierno han explicado a Europa Press que el incremento en los controles de acceso sobre los vehículos procedentes de Marruecos debería contribuir a erradicar esos 'chantajes', que durante los últimos días se han saldado con varios detenidos por abandonar sus automóviles en la N-352.
La Guardia Civil exigirá a los conductores la presentación del seguro internacional de sus vehículos y que figuren como propietarios de los mismos en la documentación oficial de los coches. Además, se rechazará a los automóviles que "no presenten a simple vista unas condiciones adecuadas para circular por territorio europeo, que es lo que es Ceuta, o que cuenten con dobles fondos y carezcan de asientos para maximizar su capacidad de transportar mercancías", según ha detallado Hachuel.