Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

1.100 extraños llaman a su puerta para tener sexo con él por una venganza

1.100 extraños llaman a su puerta para tener sexo con él por una venganza@MatthewSHerrick

Matthew Herrick afirma que 1.100 hombres han llegado hasta su casa y su lugar de trabajo en los últimos cinco meses esperando tener sexo con él. Por eso, Herrick ha demandado a Grindr, la popular aplicación de citas para hombres homosexuales y bisexuales.

De acuerdo con la denuncia, Herrick, de 32 años, es víctima de la venganza de un exnovio utilizando Grindr. El exnovio, que el denunciante asegura conoció precisamente a través de esa aplicación, supuestamente ha creado cuentas falsas desde octubre de 2016, con fotos y detalles personales de Herrick, incluyendo algunos datos falsos como que es VIH positivo.
Al parecer, su exnovio invita a hombres al apartamento de Herrick y al restaurante donde trabaja. A veces, llegan a ser 16 los extraños que se presentan en un mismo día buscando a Herrick. Y señalarles que es un error no sirve en muchas ocasiones porque en los perfiles se asegura que resistirse es parte de “un acuerdo sobre fantasías de abusos sexuales o juegos de roles”. Incluso un intruso entró en su casa y agredió al compañero de piso de Herrick que se enfrentó con él.
Herricks afirma en su dencunia que se encuentra en "un constante estado de híper vigilancia, temiendo que Grindr haya sido utilizado para incitar o seducir a la persona equivocada, alguien que se aproveche de amenazas para atacarme o violarme", informa The New York Post. Herrick afirma que se ha quejado más de 50 veces a Grindr y ha puesto 14 denuncias ante la Policía.
El exnovio niega haber creado las cuentas pero se niega a hacer comentarios. Por su parte, Grindr afirma que está "comprometido con la creación de un ambiente seguro a través de herramientas de detección digitales y humanas” y dijo que "aunque estamos mejorando de manera constante en este proceso, es importante recordar que Grindr es una plataforma abierta. Grindr coopera con las autoridades regularmente y no tolera el comportamiento abusivo o violento”.
La demanda fue presentada originalmente en una corte estatal de Nueva York, en enero pasado, pero luego el caso fue trasladado a una corte federal en febrero, por solicitud de Grindr. Según la demanda, ha habido más de 100 denuncias de perfiles falsos en la aplicación, pero solo han recibido respuestas genéricas de Grindr como "Gracias por su aviso”, por ejemplo.
Los términos del servicio de Grindr afirman que no permite las cuentas en las que se suplanta la identidad, pero no queda claro si Grindr es capaz de eliminar esas cuentas, señala Dailymail.co.uk.