Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grifols adquiere por 1.757 millones una división de la compañía estadounidense Hologic

Grifols ha comprado por 1.850 millones de dólares (1.575 millones de euros) la unidad de diagnóstico transfusional por tecnología de amplificación de ácidos nucléicos (NAT) de la compañía estadounidense Hologic, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
El acuerdo, que se articula a través de la filial americana Grifols Diagnostic Solutions, contempla también la adquisición de la planta de San Diego, en California (Estados Unidos), así como los derechos de desarrollo, licencias sobre patentes y acceso a los fabricantes de producto.
El cierre de esta operación, para financiar la cual Grifols ha suscrito un préstamo de 1.700 millones de dólares (1.614 millones de euros) con Nomura, se prevé para el primer trimestre de 2017 y requerirá del visto bueno de las autoridades regulatorias.
Con esta compra, Grifols pasará a gestionar íntegramente la comercialización de esta línea de negocio centrado en la investigación, desarrollo y producción de reactivos e instrumentos basados en tecnología de amplificación de ácidos nucléicos para diagnóstico trasfusional y de trasplantes.
Esta tecnología NAT permite detectar la presencia de agentes infecciosos en las donaciones de sangre y plasma, contribuyendo a una mayor seguridad en el diagnóstico trasfusional.
La compra se enmarca dentro de la estrategia de la multinacional catalana de consolidación y crecimiento prevista para la División Diagnostic y le permite seguir reforzando su posición de liderazgo en el segmento de la medicina trasfusional. Tras el cierre del acuerdo, Grifols incorporará a los profesionales de este área de actividad a su plantilla, que se incrementará en 175 personas.
Esta operación incrementará moderadamente el nivel de endeudamiento de Grifols, con una deuda financiera neta a finales de año de 3.809,2 millones de euros, incluyendo 900,5 millones de euros en caja. La compañía catalana, no obstante, mantiene su compromiso de reducir estos niveles de endeudamiento rápidamente y prevé absorber este incremento de deuda con una mayor capacidad de generación de flujos de caja.
En los nueve primeros meses del año, Grifols registró un beneficio neto de 406,1 millones de euros, un 1,1% más que el mismo periodo del año anterior, y la cifra de negocio del grupo creció un 2,8% hasta los 2.951,7 millones de euros, frente a los 2.871,8 millones de euros del mismo periodo de 2015.